miércoles, junio 02, 2010

Siroco


Empieza junio, el frío de primavera se está descomponiendo en un cielo despejado y con vapor de arena. Esta vez en mi minúsculo rincón llega despacio la bruma africana y el sol armoniza afianzando el calor.

Tarde de junio, sólo los ruidos humanos siguen despiertos y bramando en el espacio verde. El resto permanece en silencio, las aves se han retirado en la puesta de las cuatro y la caída del mediodía y no zumban los insectos. Un duo de tórtolas se acicala dejando el ulular abandonado. Son movimiento en la altura y los ojos se desvanecen caminando por la arena que flota, haciendo de costa al océano celestial.


Tarde de junio, estreno de siroco. África vestida de isla. Me he hecho confuso, armonía con el cosmos, derretido en la atmósfera y nadando en el vapor. Mientras la montaña, lámina de cristal, se ha quedado en espectro donde se superponen puntas de esmeralda: hojas de banano bordando de tiras el horizonte, hoy sin frontera.


La noche se está llenado de velas, de aperitivo y media luna neblinosa; la brisa ronda por las palmeras y un aullido lejano serpentea por debajo de la mesa.

El tiempo se sumerge en las mejillas pálidas de sirocco donde se han silenciado los tambores.

7 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

En un ratito vuelvo para contestar... me acaban de llamar, jo...

Hasta luego :)

Franki dijo...

una hermosa descripción de unos momentos... rezuma gran sensibilidad.
Un abrazo

Raquel dijo...

Junio se ha presentado sofocante, demasiado.
Vapor de arena, lo has descrito perfectamente. Este tiempo es irrespirable.

Un saludo, Miguel.

Ayla dijo...

Hola Miguel amiguito!Junio es el mejor mes del año ya sabes porque verdad?Oye espero que en julio no haga ese calor sofocante que estais
teniendo estos días, a mi me gusta el calor pero sin pasarse jjjaja. Espero que me guardes unos platanos
de esos plataneros que se ven en la foto acuerdate que voy en julio a Puerto de la Cruz,un besito con todo mi cariño

Ayla

Moony-A media luz dijo...

Es uno de los textos más hermosos que te he leído.
Esa África hecha isla, esos ojos siendo costa del océano celestial y esas mejillas donde se silencian los tambores son impresionantes. De verdad.

Y esas fotos mágicas, jo.

Besito...

Miguel Schweiz dijo...

Franki, cuando llega el siroco… se mete tanto en ti, que cualquier descripción se queda corta :)
Un abrazo

Ufff Raquel, tú sí puedes confirmarlo… y si estás cerca de Santa, qué bochorno. Aquí apenas rozó esta vez, aunque ha cambiado el tiempo y parece ya verano, el siroco no llegó al extremo de otras veces.
Saluditos (te he estado leyendo, eh. Lo estás haciendo muy bonito y super interesante.

Aylita, shhhhhhhhhhh. Calladita, joer, contigo las sorpresas se quedan en la nada. (Ya sabes…) :))))
Besito con cariño también

Toma, yo no suelo hacer buenos textos Moony, es la alegría de escribir y de poder expresar. Te fijaste que las tórtolas están borrosas, pues esta vez no fue la camarita sino la arena. :)))
Besito…

Olga i Carles dijo...

Parece ahora, que junio se ha pasado a congelación ¿será parte de ello los ruidos humanos que son capaces de bajar su voz...?