lunes, marzo 09, 2009

Camille Claudel y Rodin


Lo que es la vida, una mujer como Camille Claudel de un talento prodigioso, ha sido “conocida” por ser la hermana de Paul Claudel y la amante de Rodin. No brilló por sus impresionantes y extraordinarias obras, al contrario, un halo de destrucción la acompañaba y fue rodeada por gente soberbia, ególatra y/o ignorante.

Desde muy pequeña siempre estaba moldeando el barro. Sus manos se fueron formando en él y a medida que iba creciendo, éste se hacía forma en sus manos.


A los 20 años conoce a Rodin que contaba con 44. Él estaba casado y a pesar de mantener relaciones con Camille nunca se separó. Ella por ese hecho tuvo que enfrentarse a su familia y a las costumbres de la época.



Entra a trabajar en su taller en el cual permanece siete años creando sus obras y firmadas por Rodin. Abortó dos veces y lo amó sin medida.



Si en las primeras obras vemos cierta influencia de Rodín, en las obras de él (las que firmó, claro), se observa cada vez más la interpretación desgarrada y desnuda de ella, la mirada volcada hacia la expresión de los sentimientos y del alma humana.



Las relaciones personales tan conflictivas, donde prevalecían las separaciones, los enfrentamientos cada vez fuertes con Rose, la mujer de Rodin. Tremendas crisis sin convivencia; Camille vivía en casa de sus padres.



Cuando se rompe la relación definitivamente comienza a trabajar pos su cuenta. Es así como se encerró en su taller y se alejó del mundo. Hasta que empezó a destruir sus obras.



Cuando muere su padre, el único que la entendía y la protegía, su madre y hermanos la encerraron en un manicomio; según diagnóstico por crisis nerviosas. A pesar de su recuperación, nunca saldría. Su madre jamás fue a visitarla y rechazó el consejo de los médicos de que Camille regresara a su hogar. Rodin tampoco quiso saber nada de ella…





Consecuencias: Él se convirtió en escultor oficial de Francia, ella fue abandonada por la Academia Francesa que consideraba su obra escandalosa. Mientras se pasó 30 años encerrada. Cuando muere, su familia curiosamente quiere que tenga una tumba digna… Pero su cuerpo había desaparecido en unas excavaciones. Ni así…

21 comentarios:

Moony-A media luz dijo...

Reconozco mi ignorancia. No la conocía.
Su obra me ha dejado impactada, es lo mejor que he visto nunca con mucha diferencia.
Su vida... en fin... su vida no me sorprende tanto. En aquella época ser mujer y, encima, saltarse las normas, era la condena absoluta.

Pero me llaman muy fuerte sus obras, reflejo sin duda de lo que iba viviendo. Hacía poemas tridimensionales.

Me impresiona su cara al final de su vida. La amargura intensa esculpida en sus facciones.

Rodin nunca me cayó bien y no sabía por qué. Hoy, lo he sabido :)

Gracias, Miguel, por acercarme a Camille.

Besito...

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Ya la conocía y su obra es magnifica pero gracias por mostrarla! siempre es bueno aprender cosas nuevas.... :)

liveadreams dijo...

¡¡increible historia¡¡,tanto dolor en unas manos que esculpian con tanta dulzura el amor...gracias por contar con tanta delicadeza una verdadera historia de un amor convertido en dolor..mil abrazos llenos de ternura

Kenia Patricia dijo...

o.O!!!
Gracias por darnos a conocer a esta grandiosa artista=)), no la conocía, pero siempre es bueno leer cosas tan buenas como lo q aquí nos dejas.

Saludos y buen inicio d semana



=))

extractos... dijo...

Camile, como tantas otras mujeres a la sombra de "sus" amados hombres..
Genial "escandalosa" artista que nos has traído.

Un besote

Noray dijo...

Es triste que Camille Claudel, una artista impresionante, quedara anulada por la fama de Rodin, un hombre, avasallador y déspota con ella, que la uso a su antojo durante demasiado tiempo. Por si esto no fuero poco, después de su ruptura con Rodin estuvo con Claude Debussy, que tampoco la hizo feliz.

Como artista es sin duda un referente de finales de XiX y principios de XX. Particularmente, la obra que más me gusta es "el abandono", respuesta escultórica al famoso "beso" de Rodin y quizás más bella que ésta.

Un abrazo

galicia maravillas dijo...

Hace años vi una película sobre ella. Me sorprendió mucho. Y es cierto que su vida, el curso que siguió, impacta. Qué triste fue! (ad)mirando su obra lo es aún más, encerrada tantos años en una jaula. Viendo como se le apagaba su vida, rodeada del silencio de quienes conocía.

María Narro dijo...

joooo ¡qué post! instrucctivo, didáctico, interesante. ¡y qué paciencia para poner cada foto en su lugar, señoro perfeccionista!

la historia de una mujer enamorada, sin suerte. El amor es ciego y desde fuera, ahora, podemos ver cómo la anuló Rodin pero no creo que ella se diera cuenta, aunque la escultura en la que una mujer está de rodillas habla a gritos.

un beso enormE

alma dijo...

Valiente Camille por romper las normas y apostar por el amor...Triste, muy triste la incomprensión que la rodeó y la poca ternura que recibió!
Grande su obra, grandes sus manos y gradioso su corazón, que amó sin límites a pesar de...Y seguro que inmensamente bonita su "alma"...
Precioso el post, Miguel.
Un Besazo!

mia dijo...

Muchos hombres se dejan amar

y destruyen luego...

También lo hizo don Juan

Romón Jimenéz con su grandiosa

mujer!

Precioso espacio

besos

Pilar dijo...

Paseando por los blogs me encuentro con el tuyo. Cómo me gustan las historias sobre artistas desconocidos o sobre el significado de los cuadro (bueno, por eso estudio historia del arte). Si la conocía, y me gustó mucho su obra, aunque no sabía la historia. Supongo que sabes, que a lo largo de la historia la mujer no tuvo gran importancia, ni si quiera cuando su arte era tan sumamente bueno. En fín! nos quedan estas preciosas esculturas.
Besos

Ágape dijo...

Una mujer víctima de su tiempo, de sus pasiones, condenada al ostracismo.... Una mujer dotada de una sensibilad extrema y extraordinaria que la llevó a descender en vida a los mismísimos infiernos.
Me duele ver esa gran ola destructora aniquilando a los hijos que nunca llegarían a ser. Y pienso: en su lugar,¿ perdería la cordura yo también ?
Camille, descansa en paz allí donde estés.

Ana dijo...

Una vida turbulenta, apasionada, impregnada de incomprensión y soledad.
Cuando se ama sin medida se vive sin límites.

Estupenda como artista, reconocida sombra de su talento. Olvidada por la injusta historia.

Carme Martin Falcón dijo...

Conocia la història de Camille. En los años 7o u 80, una editorial feminista publicó una serie de biografias de mujeres que pese a su talento, muchas ellas eran desconocidas por el gran público. También se filmó una película sobre su vida. Era una persona maravillosa.

isabel dijo...

magnífica la obra de esta gran artista y apasionada mujer. Yo no la conocía y me ha encantado la forma que has tenido de presentárnosla.¡que manera más encantadora de enseñarnos!. Soy ádicta a aprender ¡no lo dejes,por favor!
Ah! me gustó mucho tu artículo sobre neurotransmisores, que fácil hicistes de algo tan farragoso

MORGANA dijo...

una historia desgarradora, tanta belleza, tanto amor, encerrado.
precisamente hoy he hecho una foto al pensador...casualidad¡¡¡

Miguel Schweiz dijo...

Una historia que se cuenta... Una historia apenas conocida que rescaté de unas cartas indiscretas; que se quedó plasmada débilmente por los hechos en sí aislados, por el morbo. Vaya a saber qué habrá sido de ellos realmente. Porque ni siquiera en sus propias palabras puede llegarse a profundizar el drama y la dicha trnasitorias perdidas entre años.

Continúan eh. Que tengo una buena recopilación de cartas que reunió mi madre con paciencia de las cuales intentaré rescatar algunos hechos pero con el pudor de no desnudar el alma de nadie.

Besos y abrazos y como siempre gracias por enseñarme tantas cosas. Por añadir conocimientos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Las esculturas me encantan y estas son bellísimas, si me sobrara el dinero compraría mucho arte, así que tengo pocas obras.
Saludos

Auxi González dijo...

Qué amargo sabor de boca me ha dejado este post. ¿Cuántas mujeres habrán sido olvidadas a la sombra de sus hombres?.

Khumeia dijo...

Camille Claudel brilla por sí misma independientemente de la sombra del ventajero y déspota Rodin. Este último no sólo era casado, sino que tenía una amante estable: Rose Beuret, la pesadilla recurrente en la vida de Camille.

Excelente tu homenaje, Miguel.

Un saludo cordial.

Isabel dijo...

He visto el cuadro de Klim, "las tres edades de la mujer" y me ha recordado este post tuyo, he vuelto a él y me han sorprendido las fotos de Camile niña,mirada triste, obediente, Camile joven, mirada desafiante, retadora y Camile anciana,mirada de derrota, de final. Impresionante