domingo, febrero 01, 2009

Paraiso



Busqué la estación Paraíso
Me dijeron que para eso tenia que atravesar la niebla

Un enjambre de vías grises
Temor y algo de ansiedad

Avanzaba y siempre la curva

Y me decía
Allí está
En cuanto el sendero de hierros se ponga en línea recta

Y seguí…

Pero… surgió una pregunta: ¿Qué equipaje llevas?

Y es que tú me dijiste:

“el que busca paraísos
encuentra ruinas
porque, o lo llevas contigo
o no existe.”

19 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Amo los rieles de tren, esos que conectaban en mi infancia a diferentes pueblos de agricultores en mi niñez.

Curvas y rectos los rieles daban vida a mis bellos pueblos en mis recuerdos. Como es posible que no encontremos el paraíso al final de los rieles que llevan el tren del desarrollo tanto de la felicidad como el económico sobre sus tucas y sus fuertes rieles.

Es posible que encontremos ruinas, pero si no nos animamos al viaje aún sin equipaje como sabremos que hay al final del camino. No podría vivir sin saber que final había.
Saludos

jimena dijo...

Yo creo que el equipaje es como esa estación...siempre mejor contar con lo que llevas dentro. Besos

Jesús Arroyo dijo...

¿Quién hizo la afirmación? Tu maleta, cargada de alma escrita, viajará a lugares blancos...
Un abrazo.

Lu dijo...

ais como me ha gustado...
este verso me parece fantastico...
"Busqué la estación Paraíso
Me dijeron que para eso tenia que atravesar la niebla"

pero pienso... estas seguro que solo se encuentra paraisos si los llevas contigo?? no estoy tan seguro.. y la redención????

Moony dijo...

Me ha encantado lo de buscar la estación paraíso. Y las curvas incesantes...

Sí, el paraíso está con uno mismo o no está, tienes toda la razón :)

No sé, pero es un poema que es mucho más que un poema... absolutamente precioso.

Besito...

Raquel dijo...

Ese emjambre de vias podría ser una metáfora muy acertada de mi vida en estos momentos.
Me gusta mucho la frase final.

Saludos, Miguel.

Lucía dijo...

- ¿ Dónde está la estación Paraíso,
Miguel?
¿Qué tren coger? ¿Cómo se atraviesa la niebla?.
No quiero buscar paraísos y encontrar ruinas.
Bonito poema, aunque yo lo sienta triste, muy triste.
Carga tu maleta, como dice Chechu, con tu alma blanca, tus letras...
Un beso de hada, alquimista.

Carver dijo...

Sabias palabras, ¿quizá seamos nosotros parte de ese equipaje que llevamos de testigo?.

un abrazo

Quijo dijo...

El paraiso está dentro de uno mismo, y siempre nos empeñamos en buscarlo fuera, en otros lugares y otras gentes, sin sospechar que está mucho más cerca nuestra de lo que nosotros nos pensamos. Un abrazo enorme! Me ha encantado!

María Narro dijo...

y es que es así, Miguel, tanto el Paraiso como el infierno están dentro y sólo dentro.

se puede buscar o huir de él que siempre irá con nosotros, todo depende del equipaje.

me parece que en esa maleta no debe faltar una actitud positiva, muchas sonrisas, cierto afán de superación y una buena dosis de optimismo

El camino es duro y largo

y hay que atravesar muchas nieblas, y agarrarse bien en las curvas, para saber apreciar la estación Paraiso.

Precioso tu poema y a donde lleva.

un beso enormE

pd. la imagen es divina.

Raiza Sommi dijo...

Lindo poema. El paraiso está en la mente quieta, en el alma que cultiva el amor por los demás, en esos seres como tú, que brindan afecto sin hacer diferencias.

Besísimos paradisíacos

Arrítmica dijo...

Y fijate Miguel que... a mi este post, esa fotografia me ha despertado el sentido del olor.. este post huele.. no se decirte ni concretarte, pero huele..
Un besazo niño Miguel! que eres mas bonitoooooo coño!

alma dijo...

La estación Paraiso...La paz interior...Complicada de encontrar y dificil de retener.
Besazo.

Costa dijo...

Yo también me he dado cuenta de eso. Si no eres optimista, si a las ilusiones le pones un "pero", en cualquier sitio donde estés volverán a surgir tarde o temprano; porque para apreciar lo hermoso hay que ser hermoso (en todo el sentido de la palabra, no me refiero a la belleza exterior solamente). Para apreciar la bondad hay que ser bueno. Para ayudar y ser ayudado hay que ser solidario. Y así todo, por eso si uno quiere buscar y superarse tiene que tener un buen equipaje y bien nutrido.

Me ha encantado Miguel. Besos

Miguel Schweiz dijo...

...Y después del tenderete , a cenar... Y vuelvo a charlar :)

Umma1 dijo...

Qué verdad, amigo, no hay meta, sólo camino. Infierno y paraíso van por dentro.

Carme Martin Falcón dijo...

Me ha encantado tu poema. Es cierto, tanto el paraiso como el infierno lo llevamos cada uno dentro.

Miguel Schweiz dijo...

He estado leyendo detenidamente los comentarios y la verdad son un lujo. Cuando un sitio así se convierte en un lugar de tantas ideas, es que me siento... jo.

Gracias, nunca me cansaré de repetirlo.

AnyGlo dijo...

Qué belleza y qué gran verdad!!!El camino es más fácil si vamos ligeros de equipaje. Lo que necesitamos lo llevamos en nuestro interior!!

Un saludo.