jueves, septiembre 13, 2012

Soledad de HADA

Bett, http://bett3110.wordpress.com/

Cuando huyo de la soledad, ella me alcanza. Cuando me rindo, dejo de luchar contra ella y me doy cuenta de que en realidad forma parte de mí. Entonces disfruto de la soledad. No creo que el problema sea la soledad en sí misma, es nuestra lucha contra ella.

HADA, http://www.blogger.com/profile/15888024299795046320

05 septiembre, 2012 05:08

(Yo lucho contra ella anidándote y siendo anidado… Pero eso ya lo sabes.)

10 comentarios:

HADA dijo...

La soledad no es mala. Lo que es malo es lo que pensamos de ella y lo que la sociedad y nosotros mismos nos decimos acerca de ese estado. Lo que sí es negativo, es no aceptar la soledad como un estado susceptible de existir como otro cualquiera y que forma parte de nosotros desde que nacemos hasta que morimos. La soledad debe ser siempre una opción. La soledad impuesta es tan negativa como la compañía forzada... A menudo nos encontramos haciendo cosas que no cuadran con nosotros y que no nos apetecen por el simple hecho de "no estar solos". Hay que ser valiente para estar con uno mismo mucho tiempo e inteligente para llegar a un buen entendimiento con la soledad como lo haríamos con nuestra pareja. "Nosotros somos nuestro peor enemigo", decía el filósofo francés Teilhard de Chardin.
Esta soledad que a veces me acompaña no es visible para la mirada ajena, es una soledad que se esconde justo en el corazón y solo es vista por aquellos que no han olvidado como mirar.

Me gusta la fotografía.................................cargada de tanta belleza como puede desplegar la soledad de un hada. Gracias.


Hanna Xesco dijo...

Hola Miguel
la soledad muchas veces es una buena compañía, tantas veces la necesitamos.
La imágen de Bett hermosa.
Besos

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Hola, mi buen amigo, vengo después de tanto tiempo y precisamente ella también ha formado parte de mi realidad para poder hacerme a las cosas que no son ni fueron, pero sí me pasaron. La vida es parte de la soledad porque sólo en ella y ajenos a nuestros semejantes nos hace meditar sobre nuestro verdadero cometido y o destino en este mundo. Precisamente ante la gran masa que representamos todos, resulta que somos nada más que una brizna de nada y a quien importe es porque nos ama respeta y siente que esas moléculas atraen, es lo que consuela es lo que nos hace necesarios en el Cosmos aunque sólo seamos una insignificante luz distante mirándonos mutuamente sin alcanzarnos en medio de ese vacío, que es donde reside la verdad del 'somos'. Un sueño más en el que estamos proyectados.Nosotros mismos quizá lo hemos escogido para saber... De eso se trata, saber. No nos angustiemos.

Mi abrazo.

HADA dijo...

Por si te interesa, hay una película:

Léolo (1992)


Sólo encuentro momentos verdaderamente felices en la soledad.
Mi soledad es mi palacio.
Ahí tengo mi silla, mi mesa y mi cama, mi viento y mi sol.
Cuando estoy sentado fuera de mi soledad estoy sentado en el exilio, estoy sentado en un país engañoso. Porque sueño, yo no lo estoy....Porque sueño, yo no lo estoy....no estoy loco.
Fragmento de "Léolo".





















bett3110 dijo...

Uaaaaahuu! que sorpresa! pero que lindo se complementan la foto y tus palabras! (pensamientos que siento como si fueran mios)

Gracias Migue... demas señoras y señoritas aca presente,por sus palabras.
Me apasiona esta nueva etapa, me complementa de otra manera, me libera.
Siempre agradecida de tu compania, de tu manera de celebrar las cosas.
No tienes que pedir permiso para tomar una foto amigo, cuando gustes. ;)

Abrazos!

Anónimo dijo...

-No entiendo porqué la gente la evita, casi obsesivamente.
Por mi parte... mi soledad y yo nos llevamos bien. Coincido totalmente con lo escrito antes por tus visitas
Saludos

Miguel Schweiz dijo...

Jo, esto es realmente extraordinario, qué rico soy cuando abro este espacio y me encuentro semejante sabiduría, una sabiduría sin poses, la vida misma estallando en los pensamientos.

HADA no sé cómo agradecerte los grandes regalos que me ha hecho, aunque no tenga la forma exacta me siento como un alumno privilegiado.

Voy a ver si consigo esa película. Ufff.

Elisa, tú eres la ranita que ha croado grandes reflexiones desde aquellos tiempos en que el diálogo era fluido y constante.

No puedo resistirme a que esto quede en los comentarios y lo voy a dejar todo en el blog Esquemas de la Vida… Gracias.

Gracias a ti también Hanna, por permanecer cerquita y acariciando con una frase.
Besos

Y Bett Hadita, huy, si me dejas ya sabes que soy un carota de mucho cuidado.:D
Qué feliz me has hecho reapareciendo. Jo. Y repito o que te dice HADA.
Besote!

Anónim@, no tengo un Nick ni nada para dirigirme a ti.
A mí me pasa lo mismo, mi soledad y yo no llevamos bien. El post anterior iba dirigido a un fenómeno habitual en la sociedad: esa soledad acompañada o compañía solitaria que se ha ido agudizando o puesto más en evidencia al ir perdiendo las drogas del consumismo, de la “calidad de vida” superior que tanto insistieron los medios, en los automatismos orquestados y que no era más que un globo, una burbuja, un espejismo que fueron ocultando los valores reales de la vida, de tal forma que ya ni sabemos cuáles son.

HADA dijo...

no hay NADA que agradecer.......la vida si que es un regalo y poder vivirla mas.

Carlos dijo...

Me encanta vuestra sabiduría y me hace reflexionar sobre estos tremas que siempre llevo a cuestas.
Algunas veces, en el silencio de la soledad es cuando realmente nos encontramos nosotros mismos, sería otra manera de expresar otro estado personal.
Un saludo

Miguel Schweiz dijo...

Eso es Anónimo… Precisamente. Esa soledad social que la ha agravado semejante desbarajuste económico-político. El empezar a carecer de bases, un mundo dividido en una torre de marfil para unos pocos y la asfixia para la mayoría.
En fin hay mucho para hablar sobre esto, rascar esa soledad hasta ver qué sale y no sé… tratar de encontrar fuentes de alimentación…
Bienvenid@

HADA, La vida es un regalo… lo que me preguntaría es cuántos la comprarían si la vendieran, jajajajajajajaja
Y sí, gracias, siempre gracias por compartir tantas cosas importantes.

Sí Carlos, esa soledad es la constructiva, la soledad activa, buscada y trabajada, en le post anterior se daba esa otra sensación extraña que se ha ido instalando en la sociedad, que ni siquiera sé si es soledad o qué.
Sólo hay que ir en metro a la noche y madrugada para ver cómo niños de 12 a 15 años viven enterrados apenas sin respirar, tirados por todas partes vomitando los venenos que gentilmente les vende esta sociedad hipócrita.

Y se siente tanta impotencia, tanto miedo, hasta dónde tendremos que seguir, hasta dónde.