domingo, agosto 26, 2012

¿Estás solo?


Qué dices
¿Te está pasando ese fenómeno?

No sé Toño
Me preguntas y creía que era una etapa solo mía

Y ahora me cuentas de ese sentimiento
De soledad

Tú…

Una soledad extraña
Con la tierra próspera
Con los demás bailando
Al son de la desidia

Y en algunos
Miedo…
Muchos
Diría yo
Y todos haciendo eco

Otros titiriteros de marcado
Comiendo oro

Qué quieres que te conteste
¿Que me siento igual?
¿Qué hay un vacío dentro de tanto lleno?

Bueno…
No quisiera ser afirmativo
Al contrario
Hablarte de luces
De bellezas
De tu Silvia
De la amistad
Absoluta

Y quedarnos como antes
Cuando no se sentía la soledad
A pesar de los bichos

El fracaso de la sociedad
Occidental
¿Verdad viejo?

Que nos ha atrapado lleno de muebles
Y sin espacio

¿Dónde los vamos a poner ahora?

Pero la tierra no para
Sigue…
Siempre sigue
No nos va a preguntar
Cómo nos sentimos

O si estamos enfermos
O si somos esos tantos sanos enfermos

Venga
Vámonos
Deja el alcohol
Vamos tío
Con nuestras chicas
Y hablémosles al oído
Para luego gritar juntos
Al son del éxtasis

Seguimos ¿Sí?
Seguimos…


9 comentarios:

Rosa María dijo...

La verdad que la soledad debe de ser ese mal que se ciñe al sentimiento y aprieta hasta dejarnos inertes y sumidos en silencio.
Apuesto por la compañía, por la risa, por el llanto, pero sin la soledad.
Un abraciño,
Rosa María Milleiro

http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

Sus dijo...

Sigamos, sí!
Besos.

Blanka dijo...

Ains.... Miguel, si que es cierto la sociedad está en soledad, y no sabes como aprieta :( Una pena, pero sigamos, si!!!

¡¡Muacks!!!
¡¡Miles de besazos guapetón!!

HADA dijo...

Cuando huyo de la soledad, ella me alcanza. Cuando me rindo, dejo de luchar contra ella y me doy cuenta de que en realidad forma parte de mí. Entonces disfruto de la soledad. No creo que el problema sea la soledad en sí misma, es nuestra lucha contra ella.

Extractos de alguna vez dijo...

seguir...sin alcohol, siempre seguir


Un besote grande Miguel, grande grande

Hanna Xesco dijo...

Sigamos adelante, juntos, aunque se sienta esa soledad .
Besos

bett3110 dijo...

Hol Migue! tanto tiempo... siempre vuelvo a tu lugar a leerte, para saber como estas.
Como ya sabes nos dejas un pedacito de tu alma en las letras, y asi se vuelven transparente los sentimientos...los miedos, la alegria, y la tristeza.En fin...
Antes que me digas...no creo que vuelva a El Bosque, fue una etapa muy linda, me ayudo muchisimo expresarme de esa manera, pero a pesar de que lo intente varias veces, ya no es lo mismo.
Tengo un rincon remoto, sin visitantes...y como vos siempre estas presente te invito a que veas cuando gustes alguna de las fotos que tomo.
No es lo mismo, pero por ahi ando dando vueltas.
Espero estes bien!
Como siempre te dejo un fuerte abrazo amigo!
Bett.

Miguel Schweiz dijo...

No es eso precisamente Rosa, hemos estado viviendo una época en que muchos han sentido la soledad pero no por falta de alguien o algo.
Una soledad extraña que supongo que la han creado diversos fenómenos que fueron moldeando una soledad no ocasionada por la soledad. O tal vez no sea soledad sino una experiencia nueva dentro de tantos cambios que nos lleva a confusión.
Un abraciño

Sí Sus, y con una alegría inmensa de seguir leyéndote… Sugestiva y mágica.
Besos

Viste Blankita ¿tú también has notado esa sensación? Difícil… pero abandonar para qué ¿Cierto?
¡¡¡¡Miles de basazos guapísima!!!! Muackssss…

Hada, jo, esto no lo dejo pasar… Qué reflexión…

Sí Lola siempre y siempre y con los aditivos que refuercen, no está la cosa como para debilitarse con drogas encima. :) Aunque cueste encontrar bastones suficientes…
Otro besote grande, grande.

Me gusta eso de “juntos “ Hanna. Pues sí, juntos…
Besos

Hadita… Oh, y yo que pensaba que ya no querías seguir y mira… has cambiado las palabras por la imagen… qué bello. Jo, otra vez en contacto, también se lee y se escuchan esas imágenes tanto… Hermosas fotos.
(Te voy a robar una… ¿Me dejas?)
Y yo como siempre ese abrazo y beso que nunca se fueron sino que se quedaron suspendidos en el aire.

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Te leo y pienso...
Amigo, la soledad es como una manta pesada, pero alguna luz dejamos filtrar la luz y el aire para sentir que estamos allí como en medio de todos lo que rodea, que no estamos tan solos pero angustia nada más por eso de tener que dejar este lado nuevamente o necesariamente para quien planificó la existencia a partir de pequeños seres pensantes y perfectamente hechos porque interactúa en esta realidad que se llama vida, pero supongo que de tal forma que seamos imprescindibles a lo creado y no caducos; pues somos energía aquí y allí y por lo tanto reciclable y nos implica igualmente a tener un pensamiento útil. Ya te leo.

Mi beso.