domingo, abril 24, 2011

Domingo de pascua


Salió el niño

Los pies pequeños
Dejaban huellas de goma
En el césped

La inquietud
La búsqueda del tesoro
Apremiaban
Al corazón

Era una ilusión
Sencilla
Con tesoros
Chiquitos

Mundo de chocolate
Ingenuo
E importante

Las huellas
Se fueron agrandando
En tiempos recorridos
Donde una liebre
Dorada
Permanecía imperturbable

Con ojos alegres y pícaros
Con sonrisa de mañana
Cómplice y Aventurera
Con óvalos de color
Entre las hierbas

Domingo de risas
En la expectante primavera

17 comentarios:

Lucía dijo...

Muy dulce Miguel como el chocolate. Ayer participe en una misa Ortodoxa, una experiencia distinta, nos regalaron unos huevos de Pascua, bonitos, muy bonitos pintados con los colores del Arco Iris, y salió la niñ@ que todos llevamos dentro.

Un beso de chocolate.

•°¤(¯`° Bett °´¯)¤°• dijo...

Yo vengo por mi huevo de pascua!! :D
Cual es el mio? o me llevo el conejito!

Abrazos Migue!, gracias porque pasa el tiempo y vos siempre estas cerquita! :-*

Moony-A media luz dijo...

Ya encontré el mío:D
Se portó bien el conejito de Pascua. Como cada año :)

Y, sí, es maravilloso seguir siendo niños en el fondo del alma. Ilusionarnos por pequeños huevos de chocolate, por la magia.

Besito...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bella tradición y bello poema, a la hora de encontrar los huevos de pascua escondidos en nuestra mente de niño.

Saludos

Antònia dijo...

Hola Miguel!
Qué hermoso!!
Qué maravilla poder seguir ilusionándose con una liebre dorada que promete mil y un placeres verdaderos... Hay algo mejor que un mundo de chocolate??
Besos!!

Marisol^ dijo...

Ay Miguel, yo tb lo encontré..., además este año coincidió con mi cumpleaños, y debo reconocer que fue especial, aunque no tanto como tu bello poema.
Mil besos de chocolate para ti guapo!

Auxi González dijo...

¡Qué tierno y qué hermoso! ¡Qué placer es leerte, Miguel!

Ranita Azul dijo...

Hace muchos años cuando iniciaba una vida con mi propia familia, trabajé rellenando "huevos de Pascua" y en otras cosas que tnían que ver con el chocolate; eran grandes huevos de la Fábrica "Toblerone" llenos de todos los sabores de bombones que llevaban su misma cobertura, nunca los había visto entre mis manos y fue un deleite estar embarazada de mi primer hijo y tentada de comer como una loca todo el que me permitía 'la niña' que traía al mundo...
Algunas veces cuando estamos juntas allá donde las auroras boreales iluminan los cielos, nos regalamos el placer de este alimento delicioso que compartimos.
Tierno poema pero sobre todo con el dulzor de la niñez que es lo más grande.

Un abrazo. Elisa.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Mis niños tmb fueron muy felices el domingo con la pascua....
besos ♥

Lucía dijo...

Un poco tarde pero vengo a por mi huevo de Pascua. Me encanta el chocolate!!.

Es hermoso, mi querido Miguel,tener la ilusión de los niños en el fondo del corazón. Despertar el domingo y buscar ese mundo de chocolate con chispitas en los ojos.

Besos y besos de hada, mi dulce alquimista.

Lucía dijo...

Perdona que repita comentario pero no puedo menos.

Termino de leerte en: Esquemas de vida" y quiero darte las gracias... Entenderás... ya entenderás:))

Más besos de hada.

fgiucich dijo...

Un bello y dulce recuerdo. Abrazos.

Blanka dijo...

¿Cuándo paso a por mi huevo de pascua? Si, ese que me has guardado, y no disimules que yo por el chocolate.....
(Es precioso verles buscar por el jardín, ¿a que sí?)

¡¡Miles de besazos mi guapetón!!

Rosa María dijo...

Amiguiño, es muy terapéutico no olvidar hechos que nos han aportado tanto en la infancia. La ilusión debe permanecer como signo de qu seguimos vivos.
Un besiño y gtacias por aportar este bello refresco a mis años, que si aún no son muchos, tampoco soy una niña.

Costa dijo...

La ilusión de los primero años que se deben seguir manteniendo siempre en todos los siguientes.

Precioso Miguel.

Besos.

Miguel Schweiz dijo...

Uffff, una semana bastante complicada que no me ha permitido contestar.
Y siempre encuentro tanta profundad en los comentarios que realmente emociona, esa generosidad que hace que aprenda y que sienta. Por eso gracias.

Pero… precisamente el domingo de pascua, me trajeron una perrita abandonada, increíble, parece un conejito, blanca, con sus pelitos suaves. O sea que un conejito de pascua llegó a casa latiendo. :)

Qué experiencia Lucía… Además que no me digas que no es como para no volver a sentir la niñez al verte con esos huevos llenos de fantasía. En casa se pintaron un montón. :)
Otro beso de chocolate

Por supuesto Hadita, mira los huevos puedes elegir el que quieras, ahora el conejito, olvídate… desapareció, eso hace el choco, viste.
Siempre cerquita, aunque las letras puedan tardar meses, la mente sigue activa. Abrazos…

Oleeeeeeeeee Mooony, es que seguro que tú mimaste tanto a la liebrecilla que no quería ni irse. :)
Besito…

De niño Roy y por qué no de siempre, es un día que sigue teniendo ese encanto :)
Saludos

Antonia, por fin te veo por aquí. Hummm, voy a tener que poner chocolate más seguido. :))))
Una alegría, porque también estás escribiendo poquito.
Besos!!!

Marisol… ¿Tú cumple fue el 24 de abril? Halaaaaaa, pues esta vez no lo sabía y no te regalé nada, pero… no te salvarás el próximo. :)
Te voy a dejar alguito aunque tarde.
Mil besos de chocolate Guapa!

Auxi igualmente, otra que no se prodiga mucho, pero cuando estallas es maravilloso.
Besos

Jo Elisa, qué interesante… Dime hay algo que no hayas hecho o hagas. Toma, debe ser delicioso estar con ese aroma ¿Verdad? Increíble, es lógico que os sigáis regalando esos placeres.
Muchos besos mi Ranita

Me lo imagino Princesa. Ahora voy a ir por tus blogs por si has comentado como fue.
Besos Princesita

Jo, no sé si llegaste a tiempo. Porque joer, desaparecieron que no veas Lucía.
Y sí, es muy hermoso, todas las ilusiones no debemos dejar que se sequen o se pierdan, ya sea con huevos o con cualquier otra cosa que representen vivir la alegría del momento.
De lo otro pues no sé si entenderé, pero si tú dices que sí, pues ya será.
Besos y besos mi preciosa Hada

Sí Fernando, así es.
Abrazos

Ay, con lo que dices Blankita tiemblo… Porque al menos ya no queda ná de ná. Pero ya sabes que siempre se guarda ;)
Es muy bonito, el jardín de primavera mañanero, siempre que no surja un día como el de ayer, madre mía, llovieron sapos.
Miles de besazos guapísima!!

Jo qué bonito Rosa poder decirte “amiguiña” 
Y sí es terapéutico, porque nada mejor que respirar alegría, risas, el juego de la búsqueda, ilusiones…
Bueno, nada de aludir a tus años, evidentemente eres joven y supongo que también niña, eso no se pierde, a que no…
Besiños

Así es Costa, yo creo que sí, siempre, aunque hay épocas que se quedan como ausentes, siempre se puede retomar si de verdad se desea y se está bien.
Besos

Lucía dijo...

Verás, me hizo reflexionar eso de que las letras una vez que salen de nosotros ya no nos pertenecen y llevas toda la razón.

Como los hijos una vez que los parimos.

Besazos de hada!!