martes, febrero 22, 2011

La muerte de un bloguero

Antes de empezar a crear blogs, una tarde me tropecé con uno desconocido. Era el de una chica dedicado a su amor; le escribía a él algunas anécdotas, hechos que habían sucedido, hasta el post con que me tropecé esa tarde en el que anuncia su muerte e invita a los conocidos para darle el último adiós.
Y agrega que no lo cerraría que se quedaría así, dando vueltas por el ciberespacio como testimonio de su amor.

Era la primera vez que lo veía y sentí ganas de llorar, lo agregué a mis enlaces y ahí sigue para que nunca se pierda.

También me pasó con la web de una conocida personalmente que era directora de un refugio. Una web excelente, con una información completísima, que agregué en mi Enciclopedia.
Un día quería escribir sobre los planes de vacunación y me dije para qué, si en su web está todo fantástico. Entonces voy para poner el enlace en el post y me encuentro su foto y un adiós definitivo. Quedó una mini historia en la despedida, pero los que continuaron esta labor cometieron después un asesinato quitando la web. Otra conmoción

Y fueron varias, como el muchachito aquel tan triste que comentaba sobre su vida y un día aparece un comentario donde explica que ya no está más.

O el que hablaba a través de su perro…

Todo esto viene a raíz de la muerte reciente de Rosa ¿Quién no conocía o pasó alguna vez por El Escaparate de Rosa? Precisamente un blog de ayuda para bloggers.

Me ha resultado impactante, primero porque el 17 de enero aparece en su blog un post completamente normal, donde sigue enseñando como siempre. Y el 18 de febrero sus colegas nos avisan sobre su muerte. Nada más.


Miraba esos post y pensaba que la muerte también necesita una historia y Rosa apenas la tiene, aunque un amigo suyo ha dicho que murió el 17 de febrero, después de padecer una enfermedad que la atormentaba en los últimos tiempos; se han quedado sin ella su marido y dos hijos.
Y ahí se paró con ese último post y el adiós de unos cuantos. Sólo ha sido adiós…

Nadie sabe lo suficiente de esta mujer tan joven ni por qué desapareció de golpe. Y no puedo ni siquiera imaginar sus últimos momentos o sí… no lo sé.
Así que soy otro más que se queda con sólo un “adiós”.

elescapartederosa.blogspot. Clic aquí.

13 comentarios:

V.Nas dijo...

Dijo adiós, pero no se ha ido del todo porque tú la has mantenido para el recuerdo. Lo mismo los autores de los otros blogs. Es hermoso esto que has hecho.
Considero lamentable que alguien retire lo que fue una última voluntad que permaneciera. Si una obra no impresa puede permanecer en la red, ese es su sitio; el elegido por el autor. Motivo suficiente para permanecer flotando en el ciberespacio como testimonio de un tiempo, conocimiento y circunstancia.
Eres maravilloso Agua. Te quiero amigo. Mariví

Raquel dijo...

Me entristece mucho leer esto, se me caen las lágrimas. Muchas veces he entrado en su blog y se me hace duro volver y saber que ya no va a estar más. No sabía que estaba enferma, y quizás por eso me ha impresionado más. Yo no conozco, por suerte, blogs de gente que haya muerto pero si blogs que han quedado abandonados de un día para otro, y es inevitable preguntarse qué pasó, por qué no volvieron más ni siquiera para despedirse.
Espero que esté donde esté, descanse en paz.

Juan Navarro dijo...

La muerte es nuestra mejor y más fiel amiga, que insiste hasta desposarnos. Es el único matrimonio que carece de divorcio. Esta vida, así, no es sino una excepción entre el nacimiento y la muerte. Y nuestra oportunidad para el aprendizaje, que nos devuelve a "la familia" más sabios.

Moony-A media luz dijo...

Fueron tantísimas las veces que ella se brindó a ayudarme que esta noticia me deja hecha polvo. No sabíamos que estaba enferma. Que yo sepa, jamás dijo una palabra sobre eso. Por eso, quizá, impresiona más la noticia.
Y viene el recuerdo de esos otros que se fueron de la misma forma. Angel y sus perrería, Edem, siempre pensando en los de alrededor... en fin... mucha penita.

Besito...

LOBITO dijo...

Me apena mucho leer algo así. Viene a mi mente Ángel y su perro y alguno que otro más que aún se puede acceder a sus páginas. En la virtualidad también nos tenemos que morir. No... no se van del todo, no... siempre vuelen a través de nuestros recuerdos.

Hoy solo un saludo... me he quedado triste.

alma dijo...

La muerte siempre nos deja esa tristeza inmensa y ese sentimiento de pérdida, tan doloroso.
Lo lamento enormemente, por ella, por su familia, por sus hijas...que tanto la van a extrañar...

Un beso enorme

Lucía dijo...

La muerte siempre nos simbra el corazón de tristeza pero cuando ocurre así sin más y nada se sabe, encima, deja un sabor amargo y de impotencia.

No la conocía pero lamento su pérdida, esa que a su familia le costará remontar.

Son muchos los que se van también por esta ventanita que, para nada es fría, al fin y al cabo, detras se encierran muchos sentimientos.

Besos y besos de hada, mi querido alquimista.

Franki dijo...

No se suele saber el porque de un blog a menos que se diga y uno de los motivos es que es una ventana a donde no llegarías sin crear uno que te ayude a viajar fuera de nuestros límites tanto en amor,sensibilidad, inquietud, soledad y vida. Tengo la misma sensación que tu escribes, cuan veo desaparecer un blog... se me queda grabado su recuerdo y la inquietud al pensar ¿porque?.
El otro día hice un pequeño relato sobre una muerte y quizás me atreva a publicarlo aunque me ha salido algo abstracto.... ya veremos:)
Un fuerte abrazo, Miguel

joana dijo...

comprendo tu tristeza,porque a mi,me paso lo mismo la semana pasada.
no sé si conoces a Olga Gladys,yo la tengo en facebook,y un día quise dejarle un mensaje en su muro,y al entrar me encuentro con mensajes de otros conocidos,sobre su muerte.
me quede helada,tenía ganas de llorar.

viviendo se deteriora la vida.que irónico vinculo...

saludos Miguel.

Extractos de alguna vez dijo...

Triste y doloroso.
Desde aquí mi sincero pésame a sus seres queridos

un besote grande para ti

liveadreams dijo...

la visité tantas veces,siempre ayudando ,aportando,desde aqui,toda mi fuerza y cariño para esa familia.

fgiucich dijo...

Una triste historia, pero no extraña para los que transitamos por el mundo del blog. Lo más terrible es enterarse de casos parecidos al de Rosa. Abrazos.

Marisol^ dijo...

Me ha conmovido mucho leer este post, conozco "El escaparate", acudía a él en alguna ocasión para buscar ayuda; que encontré, dicho sea de paso...
Me he quedado pensativa, cuántos blogs o webs visitamos a diario, sin ni siquiera pensar en sus creadores?
Gracias Miguel por ayudarnos a reflexionar...
Besos !!!!