lunes, enero 10, 2011

Primeras horas de la juventud


Aquellos atardeceres
Camino hacia la cafetería
Del hotel de turno

Luego

El paso de los minutos
Sentado frente al teclado
Ambientando diálogos
De turistas

Sumergidos cada uno
En mundos distintos
A través de canciones
Siempre oídas

Perdido muchas veces
En las ecuaciones
Del día

Atravesando jardines
De estudiante
Y de bohemio

De fórmulas
Y notas

Mis atardeceres de música
Compartida
Languidez de la tarde
Desmayándose en un piano
Volando entre risas
Y pieles enrojecidas

Primeras horas de la juventud

18 comentarios:

alma dijo...

Recordándo...
...jóvenes atardeceres de música...muy lindo...

Abrazo enorme.

OZNA-OZNA dijo...

que bellos son los atardeceres y sobre todo con melodia incluida, un besin de esta asturiana que se ha deleitado con tu bello poema.

V.Nas dijo...

¡Qué preciosa interpretación en busca de tu corazón!¡Que íntima!
Feliz Año Nuevo Agua, que te sea propicio.

"Echar la vista atrás es bueno a veces,uuuUUUUmmmm"... pero no necesariamente debe ser un tiempo mejor.Que Cronos te acompañe siempre hacia adelante.

Un besín

V.Nas

Franki dijo...

Los atardeceres son difíciles de olvidar, sean rodeados de tristeza o felicidad.
Un abrazo

Narci dijo...

Dulce nostalgia del divino tesoro de la juventud.
Un gusto leerte y añorar contigo.

Besos

.A dijo...

mi juventud junto a ella..

Lucía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucía dijo...

Que bonitos son los recuerdos de las primeras horas de la juventud.

El corazón, con algunos años más, sigue latiendo y queriendo aunque a veces pensemos que sólo aquella vez quisimos...

Joooo!! Es difícil salir de aquí después de leerte y escucharte;)

Besos de hada, mi querido alquimista.

PD: Perdona el borrado!!

ana dijo...

Ayer leí algo que tiene que ver con la música, con los recuerdos.

Hoy también me haces recordar a mi, mi querido amigo.

Precioso sin duda, me llenas...

Un besitooooooooooooooooooooo (y hoy no me reí)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Juventud divino tesoro, las primeras horas de la juventud deben ser intensas y hermosas, y aun mejor acompañadas de tan exquisito piano.

Saludos

Auxi González dijo...

Qué hermoso, Miguel!

Moony-A media luz dijo...

Maravillosas primeras horas de juventud, estudiante y bohemio, fórmulas y notas.

Es un poema precioso... que transporta a tardes con el olor a nuevo mezclado con la cera de los muebles usados.

Precioso, jo.

Besito...

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

Lindo escrito lleno de esos atardeceres que nunca olvidamos.

besitos

TriniReina dijo...

Siempre en la memoria esas gratas horas juveniles...

Precioso poema y la pieza que suena .

Abrazos

Blanka dijo...

Es un poema precioso Miguel, con un poco de imaginación una se logra transportar hasta esos atardeceres, que desde la distancia ya un poco más adultos se recuerdan incluso con cariño y nostalgia, como para no, si nos ayudaron a crecer. Incluso se hace una pequeña comparación con los propios.
¡¡Besazos guapetón!!

sialbeya dijo...

Jovenes atardeceres
con gritos de vencejos
con desidida acumulada
con todo por hacer y la limpia creencia
de que todo era posible.

Gracias Miguel.

María Narro dijo...

ummmmmmmmmmmmh ammmmmmmmmmm
ommmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
me quedo con el piano ;)

es que... te contaría, pero no puedo porque los que me tienen esperando me leen aquí y en mi blog. Pero el regalo de reyes no ha venido de donde esperaba, me cansé de esperar y... todo ha sido muy rápido.
cruza los dedos.

tienen muy buena distribución y mi novela sí entra en su línea de edición y más y más...
¿tienes los dedos cruzados?

un beso enormE

Miguel Schweiz dijo...

Alma, recordando… :)
Sí que fueron atardeceres muy lindos, no los únicos, porque siempre los hay, pero los recuerdos de otros tiempos nos van diciendo hacia dónde se sigue… Eso supongo. :))))
Otro abrazo enorme

Ozna y pensar que cada día hay uno…:)
Besines guapa asturiana

Feliz año nuevo Marivi. Con respecto a ti quería hacer una “cosita”… Pero bueno ya lo verás. :)
Mirar hacia lo pasado es interesante porque fue dibujando escenas que podemos releer, algo más complicado con el porvenir, pero no menos interesante es delinearlo.
Muchos besines!

Franki, tal vez somos muy listos y recordamos cuadros, ya sean tristes o alegres y así vamos armonizando con el escurridizo presente que al final nunca sabemos si existe. :)
Un abrazo

Uf, la juventud… Es curiosa, mientras se vive nos sentimos viejos igual y cuando se va yendo, pensamos en que se ha quedado atrás. Somos de raros (mientras escribo esto, estaba pensando en una chica de 24 años que va dejando sus experiencias en el blog y está asustada o lo que sea por su envejecimiento.)
Besos Narci

Y que no huya… A.

Lucía, no podemos dejar de querer nunca… No existe época viva donde se niegue la lucha, el seguir, la ilusión y la esperanza, aunque se hayan quebrado muchas veces.
Tú no salgas… es tan bonito verte :)
Besos y besos mi preciosa Hada

Eso me lo tendrás que aclarar Ana, ¿qué decían? Esto salió espontáneo por la música que me fue dirigiendo hacia esos tiempos, que no echo de menos, porque siempre se puede hacer, no volver, pero sí hacer.
Un besitooooooooooooooooooooooooooooooo… oooooooooooooo (Y ríete.) :)

Uf Roy, deberían, pero es una etapa tan complicada como cualquiera de las demás, siempre nos empeñamos en hacer todo difícil… Será posible. :)
Saludos

Auxi, ya estás reaccionando… Ole. Siempre es especial seguir tus experiencias.
Besitos!

Jo Moony, qué imagen… me la quedo: “con la cera de los muebles usados”. Y una mezcla indescriptible de perfumes personales, esos perfumes de cafetería. :)
Besito…

Nunca lluvia, pero también los retocamos…
Besitos

La memoria suele ser caprichosa, y a veces se posa en tiempos tan distintos unos de otros…
Abrazos Trini

Eso me gustaba Blankita, como si fuera de esos trencitos que recorren las ciudades… Y esperando el intercambio… claro. A ver dónde nos lleva tu trencito. :)
¡¡¡Besazos guapísima!!!

Sialbeya, hermoso; jo, qué belleza lo que has dejado… (Me vas a tener que explicar sobre el sometimiento… es que una leona sometida… no me hago yo una idea.)
Mil gracias a ti.

Maritaaaaa, ya lo vi ayer y me dije mejor cállate. Ya se sabe que de una forma u otra sale, pero como todo va tan despacio, todo, no sólo la literatura, mejor no tocar campanas, de todas formas… ayyyy qué nervios. Por supuesto que todos estamos con los dedos cruzados y los míos parece ya que tienen artrosis…
(Pues aquí esto calladito… shhh y esperando…)
Un beso EnormE