lunes, octubre 04, 2010

O Mio Babbino Caro

Dice



Y el alma
Un pañuelo entre sus manos

Manos delicadas
Que van secando lágrimas

Que van pulsando tejido


Nonostante il tempo e la distanza

19 comentarios:

Raquel dijo...

No hay palabras para expresar lo que esta música produce en mi.
Preciosa.

Noray dijo...

El aria de Lauretta en Gianni Schicchi es inmensa, como toda la obra de Puccini, aunque yo prefiero a Anna Netrebko. Creo que nadie ha cantado el O mio babbino caro mejor que ella.


Un abrazo.

alma dijo...

Bellísima el aria de Lauretta de Gianni Schicchi-Puccini, aunque muy triste por la no aceptacion de Lauretta.

Besos mil.

Pd. Genial tu fotillo, chico guapo! ;)

Moony-A media luz dijo...

Mi piace è bello, bello, e le amo.

Nonostante il tempo e la distanza.

Becio...

sialbeya dijo...

Lo que puedo llorar yo con el O mío bambino caro...

sialbeya dijo...

Y por cierto,te acabo de descubrir, me encantan tus poemas.

alba-luz dijo...

Excelso gusto y excelente blog.

Con tu permiso me quedo.

Besito.

Blanka dijo...

L'aria mi ha veramente piaciuto, ma ...
Lo sai? In questo periodo dell'anno mi provoca un sacco de tristezza.
Baci!!
(Bueno para ti, besazos miles guapetón!!!)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que belleza de música, y todo aquello que podemos desarrollar con nuestras manos.

Saludos y el 4 de octubre cumplí años, jaja algo tarde lo dije.

Saludos

AnyGlo dijo...

Todo sentir!!!! No hay más palabras...

María Narro dijo...

Primero, que espero que tu papi esté bien y esto sólo sea un merecido homenaje...

y ¡segundo! ayer al medio día la agencia de ¡Carmen Bacells! me pidió la novela.

¡TOMAAAAAAAAAAAAA!

la vi anoche en el telediario -¡¡es la agente de Vargas Llosa!!- y pensé que ha merecido la pena esperar 5 meses por una noticia así, aunque solo la escribí hace 10 días

llevaban tres días investigándome...

un beso EnormE

Mabel Petruccelli dijo...

Recuerdo escucharla en campo con mi abuelo antes de la cena, cerca del hogar, mientras encendía su pipa y todo era silencio, sólo la Callas y su patria lejana.
¡Gracias!
Un abrazo!

Lety Ricardez dijo...

Miguel, Miguel, eres tal como te recordaba, profundo, enorme, sensible, hermoso.

Vengo a dejarte un abrazo, el mismo de siempre, con afecto desde oaxaca. Tu vieja amiga, tu amiga vieja

Anónimo dijo...

Magnífica música la de Puccini. Y hermoso blog.
Felicitaciones.

Camill dijo...

Miguel, no sé qué hago aquí, debe ser es babbino caro... puede.

Besos ;)

Franki dijo...

No hay palabras miguel, todo es sentimiento. Bendito el día que Puccini creo esta aria y las voces que nos permiten el placer de escucharla.
Un fuerte abrazo

Miguel Schweiz dijo...

Raquel, Noray, Alma, Moony, Sialbella (Bienvenida), Anónimo, Camill, Franki, es que al igual que vosotros para mí esta música es como de otra dimensión. El gran Puccini que no hay un solo pasaje que no estremezca.

Mabel, imagino esa escena junto a tu abuelo…

Marita, ayyyyyyyyyyy, tranquila que yo estoy nervioso nada más que de pensarlo. Vamos a esperar y calladitos… ayyyy.

Letyyyyyyyyyyyyyy, letyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy es tal la alegría de verte otra vez. Ohhhh, un año y medio sin saber de ti, nada, nada y sin que el tiempo borrara tu recuerdo. Tanto es así, que cuando en estos días hablaban de Oaxaca, tenía el corazón en un puño.
Qué maravilla que hayas vuelto, no te puedes imaginar cuánta… Mi amiga de siempre. Siempre igual, siempre nueva.

Besos y abrazos para todos.

Rosa María dijo...

El tiempo sigue siendo la antesala de la distancia.

El alma, la plenitud en la que siempre habrá un ejemplo para seguir en la constancia de ser mejor personas cada día.
Un saludiño

Miguel Schweiz dijo...

Rosa María, cuando se acerca alguien como tú, siempre lo considero milagroso, como el acercamiento de almas afines que se buscan.

Estuve en tu blog mucho tiempo, tú y esos seres maravillosos que te rodean, todo es emoción y de una enorme ternura, además de tu calidad y talento escribiendo.
Gracias por haberte acercado y darme la oportunidad de conocerte.

Más que un saludiño :)