jueves, septiembre 30, 2010

Leyendas de La Palma


Un día fuimos con unos amigos a La Palma y nos instalamos en una casa de familiares de uno. Ufffffff, no hacían sino contar historias de aparecidos y decían que en esa casa cada noche escuchaban moverse piedras, insistían que era provocado por un abuelo que la había construido. Había una señora mayor hecha polvo, nos llevaron a saludarla, yo no miré porque era muy duro pero mi amigo de habitación sí.


A la noche, en la habitación había dos camas y una mesita de luz cuyo nombre no coincidía con esa tan pretendida luz; apagamos, yo me quedé dormido y siento a ese desde la otra cama: Miguelllllll, está ahí y yo apenas consciente: ¿Quién? Esa mujer… ¿Quiénnn? La que vimos, mira en la puerta está ahí parada.

Miro hacia la puerta que apenas se veía en la oscuridad , entonces le replico: ves visiones, ahí no hay nada y él insistiendo. Pues vale, vamos a encender la luz (el interruptor estaba al lado de la puerta) y dice noooooo, yo no. Joer qué cagueta.

La cuestión es que me levanté sigiloso en medio de una noche silenciosa (no se escuchaban las piedras) y muy reticente ya agobiado por las palabras del cagueta y sacando valor me hice el valiente; me levanté corrí hacia donde debía estar el interruptor, cuanto más pronto pasara el julepillo mejor, pensaba. Se hizo la luz y ni rastro de la señora evidentemente.

Así que le dije al otro que como siguiera con esos dramas, lo dejaba sin compañero de habitación, imaginando que por ahí tenía suerte y me asilaba una de las chicas de esa familia para contarme historias de terror :))))

13 comentarios:

alma dijo...

Y que más pasó???
Nos lo seguirás contando? :)

Me has hecho reir. Al final siempre tengo que decirte: Gracias.

Abrazo enorme

Miguel Schweiz dijo...

Huy para contar tengo un montón de cosas Alma, jajajajajaja. Pero mira, no funcionó lo de la chica, tuve que aguantarme al pelma :))))

Me hace muy feliz hacerte reír y yo gracias a ti.

Abrazo grandote y enorme

María Narro dijo...

no, si listillo eres un rato ;) pero sí me diste una idea.

Tengo una amiga palmera, vive en Tf pero se casó en la Palma... por eso estuve. La conocí en un foro hace muchos años y muchas veces hablaba de leyendas; me va a mandar un par de libros -me lo ha dicho ahora-.

pero la idea del pelma :))) que quiere ligar con esas historias me cuadra ;)

un beso enormE

(en el facebook estamos Alma, Lucía y yo -casi sin tiempo, pero toy, hay muchas editoriales y agentes-, Malena no está... estábamos preocupadas por ella)

María Narro dijo...

se me olvidó... esa es tu foto de perfil que más me gusta

¡¡buenos díasssss!!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

No creo en apariciones jaja y menos de familiares muertos, pero todos tienen derecho a creer en lo que deseen.

Saludos

Raquel dijo...

¡Qué cague! Yo no podría, soy la más miedosa del mundo.
María, leyendas palmeras sé las típicas, la de la pared de roberto, los dragos gemelos, pero no muchas más. De Tnerife si me sé unas cuantas más.
Un beso.

Blanka dijo...

Jajajajajajaja ¡¡que bueno!! ¿Y le llamas cagueta a tu amigo? jajajajajajajaja Tanto monta monta tanto que gracia, si es que os imagino agarrados a las sábanas,¡Está ahí! ¡Esta ahí! jajaj
(Eso te pasa por no leer novelas de vampiros,¡que lo sepas!)
Alguna vez te contaré de las mías que.... jajajaja
¡¡Besazos miles guapetón!!

Mar dijo...

¡¡¡Te lo mereces, ea!!!... A aguantar al cagueta ;)

Un beso.

Moony-A media luz dijo...

Jo, siempre que te escucho esta historia, pienso lo mismo: ayyyyyyyyyyyyyyyyyy qué miedo... No sé si hubiera sido capaz de levantarme a encender la luz :S

Besito...

Carver dijo...

Muy bueno lo de las apariciones, claro que si las crees hasta las puedes ver :-))

un saludo

Costa dijo...

Jajajajaja, mejor me callo...

besos

Miguel Schweiz dijo...

Pues sí, hay muchos pueblos apartados, supongo que en todos sitios en donde unos de los temas básicos rondan sobre aparecidos.

Si te quedas por ahí un buen tiempo, oyes de todo. :))))

Besos y abrazos y gracias por participar de estas locuras, que son ciertas para colmo. :)

Franki dijo...

Bffff... cuidadito con esos amigos, que el miedo se pega :)
Siento que no tuvieras suerte con las chicas. Me has hecho sonreír y eso siempre es buen:)))
Gracias Miguel, un abrazo