domingo, agosto 08, 2010

La soledad del arte


Escritores sin lectores

Pintores y fotógrafos sin espectadores

Cine, teatro, espectáculo sin público

Cantantes sin oyentes



Y una palabra que hiere

Fracaso



Una palabra que va engordando

Y obstruyendo las arterias



Una palabra que agrede

A las neuronas



Amargante

Destructiva



El creador implosiona

Y se va haciendo añicos



La ilusión se fue por el camino de la nada



Y el deseo de ser

Lo cubrió de invisible



Multitud de ideas huérfanas

Deambulando por la red



Creadores ante la desesperanza

Buscando mecenas perdidos


Ojos

Oídos

Sentidos

Sentimientos



Quizás el arte se ha olvidado

De gozar por sí mismo

Y de que sólo solo camine sin timón

Y sin marino



El sol sale cada día

Da vida

Es esencial

El centro



Y no tiene fama

Es cotidiano

Nadie lo sigue



Para los creadores:

La esencia es la que no se ve

El producto mismo

Nada pasa desapercibido

Todo es una cadena



Por algo sutil y específico

Nace el arte


Y se expande en su propia dimensión



(Para todos aquellos creadores blogueros que los años y el éxito esperado los sumieron en el desencanto. Los que fueron creando y trabajando duro y los fue frustrando un intercambio superficial y ligero. Para todos, que nunca los cubra el desengaño. No hay mayor placer que crear en libertad y lo hecho emancipado. Son muchos ya los que han abandonado y siguen haciéndolo. Eso crea tristeza… Que el arte nunca se quede mudo.)

12 comentarios:

Extractos de alguna vez dijo...

Solo tú sabes homenajear de manera tan especial y sensible a los creadores y al arte.
Aunque sabes que el arte es solitario, el artista está siempre solo ante la inmensidad de un papel, de un lienzo, de un instrumento, de un blog....en blanco, pero aunque esté solo, está libertad.
Si que es verdad que muchos dejan de hacerlo y eso es triste.
El arte nunca debe quedar mudo..siempre debe sonar.

un besote grande por escribir así
y otro por poseer esa sensibilidad que demuestras.

Pd: he leído la entrada anterior...penosa historia la que nos cuentas, vivida por Franki.
Ojalá, como dices, se extienda a todos los humanos ese amor por los animales...por los demás.

otro besote, ea!!

Extractos de alguna vez dijo...

Arreglando:

Quería escribir.... Pero aunque esté solo, está en libertad.

Arreglado

otro besote

Moony-A media luz dijo...

Es una lástima ver cómo, poco a poco, la gente abandona los blogs. Quizá esperaban algo que no obtuvieron, quizá tenían sueños que no se cumplieron.
No sé, pero queda como un sentimiento de soledad. Somos muchos, sí, y somos tan pocos.

Besito...

Blanka dijo...

Supongo que los abandonos se pueden deber a muchas causas, las que más tiempo nos quitan son las personales, y ahí pueden existir miles que lleven a abandonar los blogs. También la desgana que se tiene en algunos momentos, nos hace ser menos activos y esto al no ser una obligación se va dejando para el final. La soledad que aparece en nuestras vidas y que solemos trasladarla a cualquier estrato de nuestra vida. Puede que aparezcan nuevos hobbys que roben tiempo y ahora en esta época del año, las vacaciones priman. Lo que si es una pena es perder el contacto con ciertos blogueros a los que se llega a querer de verdad como si estuvieran cerquita. Yo, sino he abandonado ha sido por eso, porque ganas de dejarlo no me han faltado últimamente.
Un besazo guapetón!!

Miguel Schweiz dijo...

Gracias a estas tres maravillosas chicas Lola, Moony, Blankita por dejar su pensamiento y puntos de vista. :)

Hace unos cinco años yo no tenía blog y aún no había ingresado al mundo bloguero. Pero descubrí a Las polillas Saben de Mí de Luces de Bohemia, una escritora anónima con una prosa magistral, unas imágenes literarias que no sabías de dónde podían aflorar, excepcional, genial. Nunca dejé de seguirla y disfrutar con su literatura.

Pasaron los años y el foro donde estaba se cerró, es así como comienzo un nuevo rumbo: el blog. Éste.

Y Polilla pasó a estar aquí entre otros blogueros con los que empezamos a compartir. Este año, un día al pinchar sobre su título, sale una página del buscador que dice que ese blog había sido eliminado. Nada quedaba de él ya, nada. Es verdad que se plasmó para siempre en el recuerdo y en vivencias pasadas, pero pasó de un día para otro a una dimensión a la que ya no podía llegar más. No es necesario explicar las sensaciones y emociones que eso produjo.

Hay otros que siguieron su camino también. Y sé que lo que escribí no es sino una parte inspirado por el alejamiento ahora de Noray.

Ya sé que son innumerables los motivos por los que desaparece un blog. Pero hay un trasfondo diferente en la forma.

Muchos se van alejando por problemas personales de distinta índole y lo que hasta ese momento le entusiasmaba ya pasa a un segundo plano o de desinterés, entonces claro lo lógico es que esa persona o lo deje abandonado o lo cierre.
En cambio hay otros que directamente lo eliminan. Eso es lo que me hizo reflexionar, por qué esa necesidad de eliminarlo si puedes cerrarlo. Nada es tan definitivo como para que en otra época no deseemos retomarlo o dejarlo así. Por otro lado abandonarlo significa que hay otra cosa en tu vida de importancia esencial pero eliminarlo es un acto premeditado...

Ya llevo cinco blogs amigos que han sido eliminados y bueno otros tanto abandonados o cerrados. Lo que me deja traspuesto siempre es cuando se eliminan porque ya sabes que esos no volverás verlos jamás. Y tampoco entiendes muy bien ese gesto drástico de acabar con todo. Un peso quizás, un decepción, no lo sé… ya que como dije existe la alternativa de cerrar.

La poesía no refleja más que suposiciones y si fuera esa, un deseo de transmitir que jamás nadie piense que la bloguesfera decae. Se puede ser más popular o menos. Tener más o menos como todo en la vida. Pero cada uno crea el mapa de la creación, del trabajo, de la ilusión y que aunque algunos parecieran no tener vida o movimiento siempre existe ese hilo invisible que une. Siempre.

Auxi González dijo...

Son interesantes y turbadoras las ideas que han hecho nacer este poema y sus respuestas.

Yo también he tenido esa sensación. No he visto cerrar muchos blogs amigos, pero sí abandonarlos sin más explicación. Sus autores se fueron de un día para otro y nunca volvieron. ¿Espíritus libres? ¿Quién lo sabe?

A mi no me frustran mis pequeños blogs; me ofrecen el lujo de contestar los comentarios, devolver visitas, conocer a mis seguidores... Y, lo más importante, me permite compartirme, algo que en mi vida diaria me resulta imposible. Por eso estoy profundamente agradecida a mis blogs y a la posibilidad que la blogosfera me ofrece. Pero supongo que no todo el mundo tiene ese concepto sobre la naturaleza o la utilidad de un blog.

No sé qué es lo que lleva a una persona a destruir su propio trabajo. Es un acto de ruptura tan antinatural. Frustración, desilusión, miedo... puede haber tantos sentimientos detrás de una decisión así que me asusta pensarlo. Me atemoriza imaginar que, detrás de la frialdad de su pantalla, alguno de esos bloguers a los que sigo puedan estar incubando ahora mismo alguno de esos sentimientos en silencio, poniendo algún otro concepto por encima de su propia creatividad.

•°¤(¯`° Bett °´¯)¤°• dijo...

joer!! como dicen uds! QUE CASUALIDAD!

Y yo que venia a contarte que me anime al fin! justo me encuentro con este post!

Animos amigo! que por aca me leeras como siempre, y por mi blog me leeras nuevamente ;)

Franki dijo...

Si, Miguel, los blogs so ya una parcela mas de parte de nuestras vidas y se rige y regirá con las mismas normas que el barrio donde nos criamos, el lugar de trabajo, el primer amor y los primeros amigos... hasta la misma muerte. Yo estaba y vivía bien en mi barrio, pero un día la vida hizo que cambiara de lugar, la relación con el seguía, pero un día alguien también se fue y alguno también murió... se derribaron casas y vaciaron pisos... nuevos inquilinos y nuevas fincas... ahora cuando paso por mi primera calle, mi casa ya no existe, la gente es distinta... siento mucha nostalgia, pero allí la vida continua... me quedo con la necesidad de conversar con alguien pero no se con quién... hoy converso contigo...
Un fuerte abrazo Miguel

Trini dijo...

Lo cierto es que has descrito como nadie la escena donde nos movemos.
Quizá la salvación esté en escribir para nosotros mismos y luego...
Es triste ver como se eliminan los blogs y, más aún, perder a sus autores, a los que consideramos amigos, para siempre; como si no hubiesen existido. Sí, es triste.

Que no cunda el desánimo. Sigamos escribiendo o creando.

Abrazos

Miguel Schweiz dijo...

Así es Auxi, es que todos tenemos experiencias similares de ahí la necesidad, quizás absurda no losé, de encontrar alguna explicación. No es por el deseo de entrometerse en los deseos privados de cada uno, sino por dos cosas, una esa búsqueda siempre de hallar los porqué y la otra esa necesidad de que el arte espontáneo, sin cadenas de ninguna índole, no desfallezca.
Mira que hemos pasado por tantas cosas ¿Verdad Vainis? Y sí sabemos que la actividad varía, que unas veces se está en algo y otras en diferentes vivencias.
Es que nuestra vida no se limita, uno trabaja, tiene diversas actividades durante el día, aficiones, amigos y también en una parte de ello se incluye esa necesidad de comunicar o simplemente de soltar por soltar. A veces te planteas que 24 hs. son pocas, pero por otro lado por qué, qué apuro hay, cuando lo más importante es dejar fluir ese tiempo con lo que nos hace feliz o con la terea de cuidar a nuestros seres queridos y a nosotros mismos.
Besos

Jajajajajaja Beth (Hadita), pues ya ves, tú acabas de darle la razón a uno de mis puntos de vista :)))))
Es lógico que un blog se abandone o se cierre, siempre hay alternativas en la vida en que algo que se estaba haciendo se interrumpa para pasar a otras cosas de mayor importancia en esos momentos.
Si se deja o se cierra, aunque no se siga manteniendo a su ritmo, siempre se mantiene una puerta abierta para continuarlo en otro momento que nos plazca o que las circunstancias vuelvan a permitirlo o que quede así hasta que la empresa un día les dé por cerrar todo.
De ahí, mi asombro cuando se eliminan…
Vaya, qué alegría… espero que todo este intermedio de silencio haya sido magnífico para ti.
Besotes :)


Jo Franki, sí. Lo has retratado perfectamente. Mientras te leía iba captando esas sensaciones que quién no ha pasado por ello.
Lo que sucede es que cuesta comprender que la vida es un cambio permanente ¿Sí? Nada se mantiene igual. Y diste en la diana, porque no hay más que ver cómo todo aquello que nos circunda se ha ido transformando y claro nos vamos adaptando porque de lo contrario sería muy difícil asumir los acontecimientos.
Gracias por enseñarme con esa metáfora tan real.
Un fuerte abrazo

Trini, tú eres el ejemplo, así como dije en el comentario anterior respecto a Polilla, también fuiste tú una de las primeras que descubrí… Empezaste en el 2004 y no te imaginas qué satisfacción reporta pinchar sobre Vehemencias que se mantiene imperturbable a través del tiempo. Un ser que late en las poesías, un ser que no dejas de buscar para respirar junto a su inspiración.
Abrazos

alma dijo...

He llegado tarde, pero he leído todos los coments.
Yo también seguía algunos blogs que ahora ya no están y queda una sensación de vacio enorme cuando se van...
Tú no te vayas, vale?

Besos mil

*Mi* dijo...

Hola! encontre el blog casi de casualidad...Execelente!!,coincido totalmente con tu opinion.
Nos pasa a todos que en algun momento abandonamos proyectos virtuales,por falta de ganas mas que de tiempo.Probablemente por que sentimos que el publico visible no termina de apreciar la obra,o no nos conforma o nos sentimos incapaces de ofrecer algo que nos parezca bueno o apropiado...y nos olvidamos de la cantidad de anonimos que muchas veces "necesitan" de esas palabras que nos salen,por mas que a nosotros nos parezcan nada.
A mi personalmente me paso,que tambien era seguidora(y por que no decirlo FAN) de Las polillas (Luces de Bohemia)...ella tenía esa capacidad de transmitir todo tal cual lo sentía,sus palabras eran las exactas,auténticos reflejos del alma,las imagenes acompañaban los relatos,ambientaban los parrafos y a pesar de las distancias permitia ver como alrededor del mundo las historias se repiten,...y un dia,de esos que necesitaba leer algo de ella,que siempre sabia decir lo que a mi no me salia ...encuentro que habia desaparecido por completo,la sensación de vacio,fugacidad y tristeza,fue enorme!! no lo podía creer,tanto tiempo había estado ahi,y ahora...nada..pero nada.
Espero que algun dia regrese.

Saludos!!