lunes, junio 28, 2010

Solidaridad Anonima. Cadena de Felicidad.


Es cierto, estamos viviendo una época difícil. Los seres humanos nos hemos convertido en plaga, algo que no sólo daña a la Tierra en general sino a sí mismos.

De ahí la cantidad de insatisfacción, de fracaso, de no saber encontrar los caminos porque cada vez que vemos una luz en uno, ésta desaparece tapada por la multitud.

Es así como sólo vamos dejando desperdicios que se van pudriendo y nos estanca. Buscamos alas de somníferos, de ansiolíticos, de barbitúricos, de ideales paralíticos, de fenómenos paranormales, de ayudas al ego. Nos escondemos detrás de los circos que nos preparan para pasar el tiempo dejando la sensación de horas moribundas.

¿Y qué pasa? ¿Podemos contrarestar esa nube interior que cada acto va oscureciendo? ¿Podemos relajarnos y sentirnos más seguros en la cuerda floja social?

Creo que no… y no es posible porque nos hemos encerrado en la búsqueda de nuestro propio placer, de nuestros deseos, de conseguir metas que sólo están en nuestra imaginación. Hemos creado templos en torno a Dinero. A las ganancias. Hemos erigido la divinidad de la economía basada en un sola Diosa: Riqueza Económica. Y somos títeres de la misma y sus esclavos.

Estamos tan ciegos que no sabemos comerciar. Hemos perdido la técnica del intercambio. No hay más que un patrón para éste: Dinero.

Pero el intercambio es mucho más… es el equilibrio de los bienes. Dar lo que a cada uno le sobra y recibir lo que le falta a cambio.
Los bienes son infinitos y van desde una fruta hasta un sentimiento. Desde una silla hasta proporcionar alegría. Desde el cuidado de un enfermo hasta sentirse protegido. Un trozo de pan y una sonrisa.

El dinero trabaja al revés. No intercambia, acumula… Cuando nos demos cuenta de esta fórmula macabra, quizás podamos ser libres, vivir y morir en libertad, porque hemos desaprovechado los minutos de la existencia con el sacrificio al que nos obliga Dios Dinero. Ese Dios que nos pide la sangre, el miedo. Cada paso que damos es suyo.

La supervivencia con dignidad y satisfacción nos la otorga la ayuda mutua, yo te doy lo que te falta a cambio de que me des tú lo que me falta a mí. Eso nos lo ofrece la propia Tierra que no cesa en producir riqueza y no el dinero que es humano, anárquico, tendencioso, tirano, déspota y tiende a estancarse.

Aquí ya hemos empezado a crear grupos de ayuda. Éstos se mueven de acuerdo a las circunstancia. Ahora en verano, se ha creado una campaña entre poquita gente para luchar contra el Abandono.

Están divididos en distintos sectores:

El abandono de animales. Tratar de rescatar sus vidas que se han quedado solas y deambulantes. Con el riesgo constante de los accidentes de tráfico, tan abundantes. Con las patadas y las palizas de los ciudadanos de bien a los que solemos escuchar entre risas y jaranas: “Sale de aquí chucho…”

El control del abandono de ancianos. Sí, habéis leído bien… Se abandonan miles y miles de ancianos. Quedan hacinados en los pocos centros que ni alcanza para vigilarlos. Muchos pasan desapercibidos y se van muriendo en un sueño sentados. No hay que quejarse de estos centros, ya que son los que salen del sacrificio de unos pocos y no de quien debería crearlos y mantenerlos: El estado que se gasta miles de millones de euros en sostener directivos y asesores de lujo para generar más pobreza.

El abandono de niños. Otros centros que se van quedando sin personal, sin la capacidad de verdaderos profesionales donde debería estar el amor por encima de todo con los niños encerrados a la fuerza, pero donde sigue reinando Dios Dinero. Niños sin familia, sin manos que los acaricien, sin brazos protectores. Niños que estarán secos por dentro cuando los años sean testigos de sus carencias.

Hay grupos que empiezan a apostar por un mundo diferente. Por el amor, por la ayuda que es la que de verdad regala satisfacciones.
Las sanguijuelas, las garrapatas humanas se cuentan por millones, los que donan vida a cambio de vida son unos pocos privilegiados. Pero si empezamos ya, seremos muchos… muchos… y podremos crear una fórmula diferente, otra especie humana.

La sociedad corrupta nos obliga a ser amargados, a satisfacernos con despojos técnicos, royendo el pesimismo, la amargura. Apostando con la lotería monetaria para bañarnos en un mar contaminado comiendo productos indecentes y tomando sol con ondas que nos quemen para protegernos con cremas tóxicas.

Pero…

No existe el aburrimiento ni la ansiedad si nos damos cuenta que hay mucho por hacer entre todos…

Un abrazo y fuerza a:

María
Raquel
Fran
Leti
Amparo
Elke
Carlos
Jose
Erika
Cristi

Ojalá la lista que acaba de empezar sea interminable…

(La imagen representa almas de rosas que crean un fractal…)

12 comentarios:

María Narro dijo...

;)

Diana Laura dijo...

Miguel! Cuánto tiempo que no venía a este sitio tibio y amistoso!
Las líneas de este artículo pintan a la mayoría de los humanos.
Sin embargo, seres de luz, como te percibo, existen. Son los elegidos para decir, hacer e invitar a intervenir para que las cosas cambien.

"La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta." (ültimo enunciado de Eduardo Galeno de un artículo interesantísimo que te recomiendo leer y que está en esta dirección:http://eduardogaleano.net/index.php?option=com_content&task=view&id=81&Itemid=34 )
Un abrazo

Raquel dijo...

Miguel, un post impresionante, de verdad me ha hecho pensar y recapacitar sobre esta sociedad tan indiferente; como te decía en mi mensaje anterior. Indiferentes al sufrimiento ajeno. Zombies sin voluntad, dominados por el dinero, por la codicia. Deshumanizados.
Aún así quedan muchas buenas gentes por ahí, con corazón, generosos y pacientes. Hay que aferrarse a eso y buscarlos.
Poco más puedo decir, lo has dicho tu todo.
Solo mi enhorabuena por esta entrada.

Saludos.

Moony-A media luz dijo...

Felicidades. Felicidades a ti y a esos amigos mágicos.

Y, gracias. Gracias por descubrir el espejo que refleja nuestras propias miserias.

La injusticia seguirá ahí, pero cada vez habrá más gente que luche contra ella. Por las voces :D

Besito...

Blanka dijo...

Miguel…. Vaya post que nos has dejado, nos has dicho como está nuestra sociedad, y lo peor es como aún hay personas que no se dan cuenta de ello. Yo puede que sea ilusa pero creo que todavía quedan muchas personas que merecen la pena. Ojalá nos uniéramos todos para luchar contra la injusticia y así arrinconarla.
Abrazos y Fuerza para tus amigos de la lista.
Tu post hace reflexionar mucho.
Besazos Guapetón

Miguel Schweiz dijo...

;)

Diana, creo que no queda otra que cambiar, es que ya se está secando el pantano y los monstruos salen a la luz. Cada vez les es más difícil esconderse...
Jo, nada menos que Galeano... Ahora voy a leer ese artículo que dejaste Diana, gracias y gracias.
Un abrazo

Jo eso Raquel que has dicho es la sensación que me queda: zombies. Pero es lo que produce la sociedad, para mí dominada por muy pocos y creando adictos absorbiendo su voluntad. No sé es demasiado complejo.
Y claro que queda gente, yo diría aquella que ha tratado de no dejarse alienar y tal vez sean las que puedan hallar una mejor dirección, porque en ésta se están perdiendo muchos quedando descolgados.
Saludos

Moony, yo creo que será la misma tierra la que logre el equilibrio que necesita. A medida que vaya produciendo cambios, podremos ver, es que me parece que va rápido por eso digo que podremos, cuáles son su necesidades y de que forma va adaptando al humano.
Besito...

No eres ilusa Blankita, todos estamos en el pastel que se ha formado; los bandos van y vienen, se transforman; a ver si llegamos al equilibrio, significando éste el final del proceso... para volver a empezar.
Besazos guapísima!!

Ayla dijo...

Hola Miguel amiguito! Me gusta que haya personas como tú que todo lo que escriben no queda en saco roto.
Una buenisima critica a todos los que alguna vez sin darnos cuenta olvidamos la miseria que nos rodea porque creo que esas otras personas
que van disfrazadas de corderos pero que en realidad son unos feroces lobos con perdon de los lobos seguiran mirando para el lado
mejor para ellos.Felices vacaciones
unos para Africa y otros como la que te escribe a tu maravillosa tierra.Me encanta que hayas puesto esa musica por cierto el otro día en la euskaltelebista pusieron Memorias de Africa segun dijeron hacia el 25 aniversario de esta preciosa pelicula que creo que a ti
tambien te gusta.Un besito con todo mi cariño y hasta la vuelta,

Ayla

Miguel Schweiz dijo...

Aylita todo lo mejor para ti. Que sean unas vacaciones inolvidables. Aquí te espera el padre Teide para que te sientas tú y los tuyos en un maravilloso paiseaje lunar.

Besitos con todo mi cariño y hasta la vuelta...

Anónimo dijo...

He leido este post, por pura
casualidad, y la verdad, me ha
emocionado y al mismo tiempo me ha
hecho reconciliarme un poco con la vida, ya que todo lo que tan bien
expones, también lo pienso muchas
veces... sinceramente gracias por
sentir que hay personas en las cuales aunque anónimas, siempre
sentimos reflejadas las emociones de injusticia, que tantas veces se
apoderan desesperadamente de nosotros... Gracias por expresar de esta manera que llega... espero
que a muchísimos más... Besitoss

Patricia 333 dijo...

De ahí la cantidad de insatisfacción, de fracaso, de no saber encontrar los caminos porque cada vez que vemos una luz en uno, ésta desaparece tapada por la multitud.


No se como llegue a tu Blogg pero esta lleno de LUZ y me quedo .....

La LUZ atrea con fuerza mi alma
Feliz cumple años :)

Cuando puedas te invito a Volar con mis Mariposas en Mi Blogg333

Un abrazo desde mi Mexico

Miguel Schweiz dijo...

Jo anónima me gustaría tanto saber tu nombre o tu nick, así si regresaras podrímos compartir más cerquita.


Besitos...

Miguel Schweiz dijo...

Patricia, ojalá esa luz de la que hablas nos ilumine a los dos y podamos seguir compartiendo, siempre el comienzo de un posible ciclo de amistad y corrspondencia mutua.

Acabo de ponerme otra vez en órbita así que voy a ir rumbo a tus Mariposas para volar a tu lado.

Un abrazo hasta ese México querido