viernes, junio 25, 2010

La caída de los Dioses del siglo XXI


Dioses miserables
Hombres disfrazados de divinidad
Rompiendo vidas
Sacrificando existencias
Mercaderes de entidades
Cófrades de valores

Vuestro propio pantano
Ese que habéis creado
Os va asfixiando
Gas… metano…
Sólo eso habéis concebido

Yacientes
Flotando en la inmundicia
Aquí entre planos de ciudad
Os estoy esperando

Ahogados…

¿Qué se puede esperar si el Estado ha conseguido que el país sea un paraíso para el fracaso escolar y donde los padres hacen gala de su irresponsabilidad para no educar a sus hijos? Cuánta decadencia de año escolar… Cuánto descalabro de autoridad, de decepción, de fiasco en la supervivencia diaria…

Pobres padres… la sociedad de los Dioses de plástico los han drogado con artificios, los tienen presos, oprimidos, robados y no pueden “ver” lo más valioso que podrían haber forjado: Un Hogar.

Pobres niños… en la soledad de la comunicación de pantalla. En el frío de los artilugios. Sin piel… sin pechos…

Un Grito Ya: ¡Levánte y anda…!

5 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Todo se cae,
Todo caerá.
Lo no inservible se está desplomando acá y allá.
La Naturaleza hace bien su trabajo.
El cielo se abrirá de par wen par.



Un abrazo.

Raquel dijo...

Has recreado perfectamente ese sentimiento que causa la dejadez de parte de esta sociedad indiferente y apática. Es una pena que algunos padres coreen las faltas de sus hijos, los respalden cuando se enfrentan a sus profesores sin respecto alguno, en lugar de pararles los pies, en lugar de censurarles y educarles. No lo entiendo, pero es preocupante que seamos la comunidad autónoma con más fracaso escolar.
Muy buen poema.

Saludos.

Blanka dijo...

Pues acabas de decir bien clarito y bien alto lo que está sucediendo ahora. Y como bien dice Raquel , hay veces que escuchar a algunos padres como sacan la cara por sus hijos en situaciones en las que deberían contradecirles y ponerles freno dan vergüenza ajena, se creen que les hacen un favor y es todo lo contrario.Y llevas razón lo más importante para un niño (claro según mi punto de vista) es que tenga un hogar al que recurrir y sentirse seguro y querido y en armonía. Pero creo que eso algunos lo han perdido.
Besazos miles guapetón!!!

Moony-A media luz dijo...

Pobres padres, sí, pero, sobretodo, pobres hijos. Abandonados entre caprichos para que no molesten, dejados de la mano con zapatillas de marca.
Y con un futuro de papel.

Acertaste en todo.

Besito...

Miguel Schweiz dijo...

Yo también observo Olga que todo lo corrupto se está desplomando. Sus columnas están oxidadas y desgastadas ya. Nos van quedando sus estertores...
Abrazos

Es increíble Raquel, es tal la dejadez que no puedes dar crédito. Por eso creo que hay que empezar a despertar. Yo quisiera poner un granito de arena a ese reloj despertador.
Saludos

Es que los niños Blankita son tan especiales, tan delicados que basta con que se sientan amados y protegidos para dar lo mejor de sí. Creo que hay un error respecto a cómo darles ese amor y protección; es mucho más sencillo de lo que la mayoría cree. Pero claro hace falta tiempo y eso es lo que no quiere tomarse la mayoría. Demasiados compromisos para todo.
Besazos guapísima!!!

Hummm, si lo sabrás tú Moony... Tú que cada día tienes que estar con los grupos más conflictivos y cómo has comprendido el fondo de esos chavales que con delicadeza y dedicación sacan lo que hay dentro de ellos, lo mejor.
Besito...