domingo, mayo 30, 2010

Llamada telefónica


Por favor
Contesta…
Ven ya
Qué estás haciendo
Dónde te has metido

Doy vueltas por el patio
A oscuras
Quedamos en que nos encontraríamos
Ahora

Por favor contesta
Contesta…

(Nada)
(Pasan los minutos)
(Ya casi una hora)

No vienes
No

No sé cómo subir las escaleras
Y entrar otra vez en mi vida
Que intentaba dejar atrás

Nada
Ni una sombra

No has venido…

12 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que terrible cuando no podemos manejar nuestra ansiedad y esa nos domina totalmente, esperemos al rato nos está llamando a nosotros.
Saludos

Mar dijo...

Si intentabas dejar atrás tu vida, y estabas convencido de ello,... no subas las escaleras porque ella aún no te haya llamado...
Espera un poco más...

Besos.

PD. Oye, ¿qué te pasa?. ¿Estás gandulito y no vas a otras casas a comentar? :(

alma dijo...

Tranquilo, tesoro, tranquilo, que contestará y llegará, seguro que llegará.
Nadie puede dejar de quererte.
Llegará, ya verás.

Besos muchos.

Moony-A media luz dijo...

Irá... será que ha perdido el tren por tratar de ponerse muy guapa. Pero, irá... :D

Besito...

Franki dijo...

Momentos de terrible angustia y ansiedad que a nadie deseo... tu vida esta en ti... olvídate de las escaleras.
Un abrazo

Franki dijo...

He entrad en amanecer otra vez, lobos en extinción. No conocía este blog tuyo, esta muy bien y pienso en cuanta razón tienes sobre la coincidencia en nuestras inquietudes.
Una abrazo amigo

Blanka dijo...

¡¡¡Pero niño!!! No puede ser, seguro que no llegó el mensaje sino no podría dejarte esperando eso fijo, no te preocupes seguro que llega….. y tu tranquilo que llega, sólo espera un poquito… Es terrible cuando se nos queda esa angustia ahí dentro y nos hacemos demasiadas preguntas que no nos podemos contestar.

¡¡Un abrazote muy fuerte y un besazo guapetón!!

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Pero yo estoy aunq tu voz no me busque y tu caminar te aleje de mi
Un beso gigante! ♥

Marta Hoya dijo...

Hermoso Miguel!!!!la espera es interminable para el que anhela escuchar una voz que nunca llega, un abrazo.Marta Hoya

Miguel Schweiz dijo...

Yo pienso Roy que la espera es un estímulo terrible. Nos va dejando despojados de todo y es eso lo que me hubiese gustado transmitir.
Saludos

Supongo que eso hay que hacer Mar… aver si en un caso así podemos conseguirlo. :)
Tomaaaaaaaa, ¿qué me dices que no visito? Claro que lo hago, pero tú… tú pilla has regresado y ni un mínimo aviso que si no te veo, cosa que sí para que sepas, sigo esperando tu apertura. Aunque no te lo haya dicho directamente, sigo tus escritos y me hizo muy feliz el retorno. :)
Besos y a ver si dejo esa costumbre de pasar en silencio… Es un defecto, lo sé.

Llegaste… esa es la prueba querida Alma. Y creo que vas a llegar a mucho más…
Besos tantos…

Jajajajajaja Moony, no lo dudo, las chicas tienen otro concepto del tiempo. :))))
Besito…

Sí Franki, hay que olvidarse en lo posible de un retorno en esas circunstancias.
Viste, yo siempre supe al leerte que éramos almas afines con conceptos de la vida similares.
Otro abrazo amigo

Uffff, sí que es terrible Blankita. A mí me parece que muchos hemos pasado por esas circunstancias y siempre es tan dura… A veces ausencias voluntarias, otras involuntarias, todas nos desbaratan.
Jo, tam bien un abrazote muyyyy fuerte y un super besazo guapísima!!!

Princesa, yo sé que tú estás porque te siento y no existe ningún camino que me aleje de ti.
Un besito gigante! (Y con un corazoncito :)

Sí Marta, pienso como tú, se hace tan larga, tanto, se extiende de tal forma que te rompe.
Un fuerte abrazo

Loretxu dijo...

perdona por entrar a tu casa sin invitación, he visto la puerta abierta y me ha gustado lo que he visto. me gustaría seguir visitándola...
esta entrada me ha causado un escalofrío olvidado...he recordado justo ese momento y pensaba que ya lo habia olvidado...como dolió, lo bueno es que ya pasó.

Miguel Schweiz dijo...

Bienvenida Loretxu desde esa hermosa Bilbao, ciudad cobalto... y que no deja de llover, uffff.

Cómo duele, sí; piensas que nunca podrás superarlo, pero somos tan fuertes que hasta podemos llegar a sobrepasar semejante angustia.

Un alivio que ya haya pasado, verás que con lo aprendido empezarás una etapa nueva y más hermosa. Eso tiene la angustia, cuesta mientras estás en ese pozo pero luego te das cuenta que te señala el nuevo rumbo.

Seguimos visitándonos los dos ¿Sí? Tu blog es hermoso.

Besos