jueves, mayo 21, 2009

Las calles de siempre



Cada día lleva la magia
En los zapatos

En la ciudad
Desde que empieza

Junto con los primeros pájaros
El sonido de una escoba

Y el kiosquero preparado

Y voy pensando en ti
Me detengo en su ventanita de tela

Me apresuro a buscar la revista encargada
Que le ha puesto tu nombre

Una revista que pasea por tus ojos
En todos estos años

Cerca
Tan cerca de ti

12 comentarios:

Mar dijo...

Un ritual diario: recoger la revista de la persona amada.

...y voy pensando en ti...

Muy bonito.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Una y otra vez, no me canso.
Abrazos, Don Miguel.

Antònia dijo...

La rutina también puede ser un placer, todo depende de que nosotros queramos que lo sea.
Ver despertar la ciudad por las mañanas me encanta, sobretodo si no tengo que trabajar ese día. En especial, las mañanas de verano con esa brisa fresca y deliciosa, son un gusto. Ves a la gente que se pone en marcha, cada uno a lo suyo, y la actividad va in crescendo, hasta que cada uno ha encontrado su sitio y las calles se visten de sol implacable. Es hora de volver a casa!!
Besos!!

ana dijo...

Preciosa costumbre, y es que hasta en cosas rutinarias se puede encontrar algo bello.

Un besito muy fuerte mi niñooooo.

Raquel dijo...

Muy buena, me ha encantado. Bonito homenaje a los barrenderos y a los kioskeros, qué sería de las ciudades sin ellos.
Saludos.

TriniReina dijo...

Y qué de versos surgen a esa temprana hora, cuando más lucen las pequeñas cosas y también las más bellas.

Um abrazo

Moony-A media luz dijo...

Pensando en ella... desde los primeros pasos, y teniendo en cuenta todos sus deseos. Encontrando pasión y belleza en lo cotidiano.
Así eres tú...

La foto es preciosa.

Besito...

alma dijo...

Que bueno ver en la rutina y lo cotidiano una belleza, magia, amor...
Que bonito saborear cada minuto de vida...

Sé muy feliz!

Miguel Schweiz dijo...

No sé Mar, son esas costumbres que al considerarse tales pasan desapercibidas.
Abrazos

Pues no D. Chechu, no nos cansemos...
Un fuerte abrazo

Jajajaja Antonia, ese matiz que pusiste, sobre todo sin trabajar. :))) Pero bueno, aunque sea para ir a trabajar, son esos instantes de libertad que se respiran.
Muchos besos

Sñi Ani, costumbre... costumbres... de tanto pensar en ello, terminamos por rechazar todo.
Muchos besos mi niña

Raquelita, es que se lo merecen ¿verdad? Esos personajes importantes de la ciudad en los que apenas se repara.
besos

Tú lo has dicho Trini y creo que tú la más. He observado que escribes más de mañana temprano ¿Sí?
Abrazos

Sí Moony.
Besito...

es que si no, qué sería bonito Alma, sólo lo que siempre se está esperando que pase; así nos pasamos entonces la vida especulando con lo que aún no ha llegado.
Besotes y sé tú también muy feliz!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

A veces tan cerca y tan lejos que pasan desapercibidos en el caminar diario de las grandes ciudades.

Ese canto que nos campaña todas las madrugadas, así que sigamos pasando las páginas de ese libro del diario caminar.
Saludos

Nota: Que excelente canción

Estrella dijo...

La magia de lo cotidiano..., darse cuenta en eso mágico.
Fantástico como todos los dias.
Desde lejos, besos y buen fin de semana Miguel.

Miguel Schweiz dijo...

Es que no sé Roy por qué no vemos magia en lo cotidiano, si todos los días son diferentes...
La canción es muy hermosa. Describe tantas cosas...
Un abrazo

Eso Estrella, como le decía a Roy, nunca se vuelve a repetir nada, así que siempre aunque nos pareciera lo mismo, no es así. Cuántas cosas hay por descubriri en cada paso.
Nunca de lejos, un gran fin de semana para ti Mi estrella :)