viernes, mayo 08, 2009

La paz interior

No es una respuesta fácil, porque ya sabemos que ningún estado es permanente y depende de muchas circunstancias.

Burbujas de paz


Esas cosas se consiguen cuando uno comprende que no es Dios. Que la esencia de la vida es vivirla cada uno, sabiéndolo hacer o no, encontrando pistas o con ellas perdidas. ¿Por qué no tenemos el poder de “ver lo que sigue”… lo que va a suceder? Para mí la respuesta es clara, porque debemos ir haciendo mientras el segundo se pierde para encontrarse con el siguiente. Esa es nuestra misión.

Y mientras la maquinita sigue, en cada burbuja de oxígeno está el universo.
La paz creo que sólo se logra cuando logramos entender que jamás estamos solos o indefensos, que somos un enjambre donde unos sostienen a otros. Como esas celditas de las abejas…

Aprender de los pájaros, que desde que se levantan no hacen sino comunicarse, alimentarse, piando uno y otro, volando y al acecho de peligros, los de siempre; no los ves actuar como pensando si se pondrán malos, si van a estar enfermos, si sus compañeros pueden caer, no, cada día nuevo es la misma ceremonia a la vida. Si alguno se enferma se apoyan todos, lo acompañan, atentos por si necesita alimentos o agua; posados, en silencio, sin desesperarse. Si se repone, siguen el camino juntos, piando y comiendo, haciendo nidos, criando… Saben que no son Dios, saben que tienen que vivir, saben que hay que luchar; saben llegado el momento, morir.



Las tórtolas siempre están dos juntas.




Crean su mundo en la pareja. Vuelan unidas, se posan unidas, ululan una con la otra, se miman. Construyen el hogar, mantienen sus crías.

Tórtolas de mayoTortolas de mayo

Cuando una enferma o la hiere una bala humana o sus venenos, la otra se queda a su lado y de pronto puedes observar cantidad y cantidad de tórtolas que se van acercando y se empiezan a posar todas juntas, acompañando a la enferma y su compañera.

Si no logra sobrevivir, siguen allí unas horas; es impresionante verlas, han llegado de todas partes y están quietas, silenciosas, posadas en los techos, en las antenas, en los alambres. Una vez que se despiden, empiezan a volar y se llevan con ellas a la pareja que se ha quedado sola.

Ya se iban acercando a él... y la noche se cubrió de tórtolas.


Duelo por una tórtola

Es que la vida debe seguir porque es inmortal…

34 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ojala el ser humano tuviera esa capacidad de solidaridad incrustada en su ADN, ya preconcebida, como las bellas tórtolas, ante el dolor de uno de los suyos.

A veces creo que el libre albedrio nos ha hecho insensibles e inhumanos, ante el gran poder de elegir entre el bien y el mal.

La paz espiritual es uno de los mas granes tesoros que el ser humano puede tener, les recomiendo a los que la tienen que la cuiden, la alimenten, y la conserven, esa paz que solo Dios nos da, esa paz que nos e puede comprar con todo el oro y las piedras preciosas del mundo.

Y la paz de Dios, guardara vuestros pensamientos y vuestros corazones en Cristo Jesús, este versículo es impresionante, donde sentimos nuestras emociones, en nuestra alma, y en ese corazón que puede llegar a sufrir, Dios nos promete que nos guardara.

Las tórtolas nos enseñan lo que el humano a veces ha dejado de lado, ante la individualidad humana, la competencia, el miedo global, las crisis recurrentes y el dolor humano, ese dolor que a veces ¿olvidamos y que creemos que jamás nos podrá alcanzar.

Bello post, bellas fotos, me inspiro, espero no ser tan largos mis comentarios.
Saludos

Jesús Arroyo dijo...

Pero... ¡como te gustan las tórtolas!
Cierto, son testigos de amores duraderos.
Abrazos, Miguel.

hojas del alma dijo...

nosotros,si,somos mortales,pero la vida es perpetua,asi es,y para encontrar la paz interior,se necesita lucha,un verdad grande.
estoy de acuerdo contigo y te contare porque comprendo todo esto ,porque quizas,se mas que nadie,o como tantos.


con 14 años,comenze a trabajar en las vacacciones de verano,al campo,y con el dinero ganado comprar el material escolar,con 7 años tuve que salvar a mi madre de las manos de mi padre porque el queria acuchillarla,años mas tarde tuve que salvarla de nuevo porque queria(despues de separarse de mi padre) suicidarse,el resultado de una infancia marcada,hace tres años,salio a la luz;con 31 años me implantaron un marcapasos,tras una parada cardiaca,que se repetio hace tres meses y...en fín.
nunca he hablado en mi post,de mi vida real,siempre escribo poemas,sobre el amor y desamor,cosas tan comunes,escribo sobre todo y nada,y mis amigas hace dias me dijeron:tu post,habla de una mujer sensible atrapada al pasado.pero tu no eres así,eres fuerte y luchadora.

asi es,soy toda una sonrisa,una alegria en la vida,pero como todos necesito mi rincon de desahogo,y escribo.me gusta la vida y he luchado por ella,me gusta vivirla,porque se que es perderla...

y mientras el mundo busca la felicidad en los cajones cerrados,yo,la encuentro a diario en una sencilla razón:existo.esta es mi paz interior.

abrazos.

pd.
me gustan las fotos,y el articulo,es tan profundo,que me provoco,una confesión,no sé si hice bien decirlo,o mal,pero a veces es imposible callarse,cuando se lea cosas así como las tuyas hoy...

no somos dioses,somos humanos bajo el poder de la muerte,y con la eternidad de los instantes en nuestras manos;pero esto de nosotros depende.

Rocío dijo...

No nos hemos vuelto a visitar, me gusta tu reflexión de hoy, sin duda la paz interior es la base de todo, como solemos decir llevarse bien con uno mismo.

a partir de esa paz lograremos transmitir a los demas y ayudarles.

me gustó mucho.

cordialmente.

Rocío

María Narro dijo...

¡vaya! hasta ahora tienes todo un lujo de comentarios, Miguel.

pero a lo que voy:
te leía, Miguelito, como una niña pequeña escucha con devoción a su abuelo mientras le cuenta un cuento y dije:
-Abuelito (primera sonrisa de verdad en días ¡Dios!)abuelito pero en el mundo de las tórtolas hay tórtolas y tórtolos o sólo tórtolas????
¿no hay envidias, ni rivalidades, ni censuras, ni hipocresías?

¿y sabes? según iba preguntando dejé de ser niña.

prefiero no pensar, aunque sí me imagino la paz interior como búrbujas de oxigeno, de amor. Vivir tu día a día y tener la conciencia muy tranquila, y aprender a amar, preocuparte de los que quieres y dejar siempre tu mano extendida.


un beso EnormE

eperespes unpun tepesoporopo

Moony-A media luz dijo...

Las recuerdo tantas veces...
Con una envenenada en la casa, tratando de salvarla. Su pareja, quieta, sin moverse durante días de esa antena que servía de otero. Después, la llegada de las otras, esperantes, esperando.

Y, el día que murió, que ya había, no sé, incontables en el tejado.

Pasado un rato, larguito, entre todas se llevaron a la que había quedado sola.

Y, la noche, se cubrió de tórtolas...

Y es que, la vida sigue siempre. Como tú dices, es inmortal.

Sí, ir haciendo siempre, poco a poco, y en cada respiración, en cada gesto, está el universo completo.

¿Solos? ¿se puede estar solos, rodeados de la vida? es imposible...

Las fotos de la pareja de tórtolas son una maravilla. Y las burbujas... mil suspiros de belleza.

Besito...

... dijo...

es curioso, como nosotros tenemos la capacidad de pensar, podemos adquirir mas y mas conocimientos, ponerlos en practica, de ser cada vez mejores... y sin embargo aun tenemos tanto que aprender de los animales, que solo actuan por instinto... que esas cosas tan maravillosas que vemos en ellos les surgen del alma, tienen mas paz interior y se conocen mas a si mismos que nosotros con todas nuestas "virtudes"...
un beso!!

liveadreams dijo...

una sola vida,para intentar aprender como vivirla,y lo bello de esta oportunidad,a veces,perdida...mil abrazos,precioso post,hace abrir corazones..

Arrítmica dijo...

Texto perfecto para reelerlo cuando me sienta mas sola de lo habitual...
Miguel tienes un mundo interior que me derrite...
Besitos mi niño... que aunque no responda tanto a tus post, estoy aqui...vale??

Miguel Schweiz dijo...

Roy, no, tus comentarios no son largos, son auténticos y eso es un lujo. Saber que estás y que dirás lo que sientes, porque esa es la forma en que podemos estar juntos unos con otros. Ya vemos lo difícil que se ha ido puesto todo, no para mal sino al contrario, pero aunque los acontecimientos vayan hacia un camino positivo, desconocido aún para nosotros, nos afecta.
Por eso hay que permanecer unidos con Dios como tú dices o como otros prefieran llamarlo. La Luz… esa L que es la esencia de la vida. (Y sin miedo, como lo dijiste en un post.)
Por cierto, si alguien pasa por aquí que no deje de leer los que ha puesto Roy, un artículo que si vamos hilando una cosa con otra, llegamos a cruel y sucia manipulación y mentiras que han sido las costumbres hasta nuestros días. Todavía es difícil sacarles esos vicios al Poder, pero terminarán…
Saludos

Sí Chechu, joer es que son adorables y lo que digo he sido testigo, eh. Impresionante. Es que tenemos que salir del cemento en el que nos han enterrado para ver más allá del hombre, hecho que lo ha ido degenerando y poder volver a enriquecernos.
Abrazos

Joana, el otro día, tal como te había dicho antes, leí todo tu blog; miré la casita (por cierto demasiado peque la pusiste) te miré a los ojos… me quedé en tus letras.
Y esto de hoy me ha estremecido, lógico, mucho; y te digo que eso es lo mejor que podías hacer. Sacar… y sacar, que no quede nada en la reserva; vomitar es la forma en que se vayan las presiones.
Y yo, me quedado sosteniéndote, a tu lado, muy cerca. Me hice bastón. Un bastón duro pero también dúctil para que no se rompa.
Eres fuerte, luchas, y hoy somos más… Hoy, algunos de los que se hayan acercado se han quedado como las tórtolas. No temas pedir si lo necesitas; esa voz llegará a todos sitios y muchos se unirán a ti. No lo dudes…
No todo es lo vemos, hay cosas que están más allá de nuestra percepción habitual.
Gracias por estar cerquita, por compartir para seguir luchando juntos… No rindas jamás.
Abrazos muy fuertes

Rocío, nunca se acaba la comunicación, porque depende de muchas cosas. Puede que no hayas entrado. Puede que no hayas dejado nada. Puede que no se te haya leído. Pero… Ya sabes.
Cariños bajo una gota de rocío

Serás payaseta, es que tú no has visto las nuevas leyes, qué importa si son tórtolas o tórtolos :) Ellas harán lo más conveniente, porque son inteligentes.
Mira, yo estoy con el ordenador con ventanales donde no hay una sola casa, un sólo edificio cerca, todo son árboles, plantas, flores y por supuesto cantidad de especies de aves de la zona que como se sienten sin grandes peligros están siempre cerca. No puedo dejar de mirarlas, de observar sus movimientos, de escuchar sus cantos. Y te puedo decir que son seres en continua actividad, los ves picoteando, saltando de ramita en ramita, libando flores, sin dejar de comunicarse. Lo curioso es que nunca vi entre ellos ningún gesto de agresividad, sino siempre episodios de ayuda que me han dejado perplejo.
(Es que alguien preguntaba cómo encontrar la paz interior, ¿Me explico?)
Un beso EnormE Marita. Tupu tampabiempe.

Eso es Moony, es que el que no ha visto algo así no puede llegar a lo impresionante del acontecimiento; llegaron cientos, se posaron en todos sitios… de noche… de noche… esperando y cuando murió unos 15 minutos después empezaron a volar y alejarse y se llevaron a la tórtola solita. Son cosas que deberíamos ver, para comprender cómo al alejarnos de otros seres y quedarnos solos, los humanos nos fuimos empobreciendo.
Besito…

Mi guapa modelo :) Es que nosotros también obramos por instinto, todos obran por instinto, o sea, las bases que componen nuestros distintos comportamientos, pero hemos ido perdiendo lo sabio, lo inteligente para convertirnos en máquinas manipuladas por nosotros mismos, dañándonos. Unos a otros. Eso es lo que nos hace diferentes e inferiores.
Un beso!

Live, no sé si una sola vida… no lo sé. Es que como están los ciclos de vidas en los cuales se va aprendiendo, cada una nos va nos va elevando poco a poco.
Pero claro, al ocupar el mismo espacio, se rozan unas más con otras menos hechas :) Huy, vaya lío me he armado…
Mil abrazos para ti

Dory, ayyyy, que tengo que ir por allí, para ver si ya está esa actuación. No se me puede pasar por alto, porque ya sabes, en cuanto lo pongas no puedes negarte a que esté aquí. He dicho… :)
Besitos mi niña.

Lucía dijo...

Impresionante la actitud de las tortolas. El mundo animal siempre dandonos ejemplo de lo que los malamente llamados humanos olvidamos...
Sería tan bonito que todos acudieramos si hace falta, pero existen palabras que cortan el viento: egoismo, prepotencia, orgullo, egocentrismo..., no sigo:)
La Paz interior llega, cuando se reconoce, que somos mortales, pero la vida sigue aún sin nosotros...ella es inmortal.
Delicado siempre, sentirte y llegar al sol es un lujo, un regalo para el sentimiento...
Un beso de hada,

Miguel Schweiz dijo...

Ya lo has dicho tú Lucía. Es que por qué nos asusta la vida si no acaba...

besos mi preciosa Hada

María Narro dijo...

que retontico eres, no me había dado cuenta que alguien preguntó ;)
vamos ni cuenta.
te robé el dibujo y lo puse de fondo de escritorio.

oye, que yo tampoco sé lo que le pasa a Quimera, disparo al aire aunque sé que son problemas gordos y necesita apoyo.

otro beso maS pequeñitO

Estrella dijo...

Tortolo…, anoche en una hermosa plaza patrimonio de la humanidad (dañada por ésta, como tantas cosas…), bajo una grandiosa luna disfrute de los ritmos y la voz de oro de África.

Hoy después de un delicioso café me encuentro con esta foto de burbujas, una foto que no es una ventana al paraíso, es el mismo paraíso…

Después de esto, me vas a perdonar, pero no me apetece hablar, ni siquiera comentar nada sobre la maravillosa especie superior, racional y evolucionada, está todo dicho….

Sabes, el creador de esos ritmos y poseedor de esa voz que anoche lleno mi piel (Salif Keita), fue marginado por su familia y apartado de la sociedad por ser diferente…. Afortunadamente para él y para los que lo disfrutamos encontró sus burbujas de oxígeno en la música.

Cuando sus ritmos han dejado de sonar en mi cabeza, porque han llegado los tuyos…, te digo, que hoy me quedo con éstos, con ese “en cada burbuja de oxígeno está el universo” y con tu permiso con esa foto que inhalé profundamente, que me hizo sentir que estaba en un cuento, y terminó evocándome los festivales medievales (todo era igual, yo vestida de medieval con mi larga melena roja, … hasta me parecía ver el castillo iluminado al fondo…).

Miguel, cuanta música, cuantas fotos, cuantas palabras, cuantas burbujas de oxígeno, qué Universo…

Y ahora, cual ave de paso, tras alimentarme y piarte todo esto, vuelo, esta tarde el mar bañará mis pies…, que la vida es inmortal, la mortal soy yo.

Besos caballero rútilo…

PD: Estoy segura que te encantaría el lugar, es zona protegida, un paraíso para los amantes de la naturaleza, incluido en la Red Europea de Reservas Biogenéticas. Es un vergel de burbujas, de paz y de civilización ;-).

Estrella dijo...

Ah, que me ha parecido corto jajaja.
No sé de quién es, cuando la escuché sólo dijeron que era de una escritora inglesa, decía algo así “La felicidad no es el trayecto, es una forma de caminar”, yo creo que de ésta forma depende la paz.
Y ahora sí, la paz sea contigo ;-)

Blanka dijo...

Hola Miguel!!
Me ha encantado tu post, que te puedo decir que no te hayan dicho ya, porque tanto tu post como los comentarios que has tenido me han gustado muchisimo y me da una inmensa alegría porque es como si reconociera que no todo está perdido que en el mundo queda gente sensible y con conciencia. Yo siempre he dicho que los animales son mejores que las personas lo veo todos los días. No tengo la suerte de vivir cerca de la naturaleza pero si la de tener varios parques cerca de mi zona y vivo en una plaza con mucha vegetación donde acuden todo tipo de pajarillos incluidas las tórtolas que las veo al anochecido y Mirlos pero estos son más madrugadores, y no dejan de trabajar desde que aparecen. También, reconozco que si veo un animal herido maltrecho acaba en mi casa con el cabreo de mi madre que se cree voy a poner un zoo, solo te digo que he acabado con una perra, dos gatas y una perdiz. La perdiz, aunque está perfecta no ve bien se topa con cosas asi que creo que esta medio ciega, no sé si hice bien al rescatarla pero en ella reconocí lo agradecido que es y que nos lo demuestra, porque cuando paso un episodio triste en mi casa, nos enteramos que a mi madre la tenían que operar de un tumor, mi madre se puso a llorar y él que estaba suelto fue a buscarla y a consolarla mientras ella lloraba. Él la miraba y parecia que le decia no te preocupes que estoy aqui. Y cuando estuvo en el hospital, él nos miraba y se iba a buscarla a su habitación. Asi que te digo que si, que interactúan y que sienten. Me llamaran loca pero pienso que tienen mejores sentimientos que nosotros.
Anda que vaya rollo te he metido ;P
Por cierto las fotos preciosas, y que suerte yo soy un poco mala para pillar a los animales en su ambiente debe ser que me pongo nerviosa, se lo transmito y se piran.
Un besito guapo!!

Blanka dijo...

UFF!!! Que largo me ha quedado el comentarioooooooooooooo!! Y eso que me he cortado!!! jajajajaa

Raquel dijo...

Todo sería más sencillo si pudiéramos saber, pero dios sabía lo que hacía.
“La paz solo se logra cuando entendemos que no estamos solos o indefensos”... ¿y si no llegamos a creerlo nunca?

Porque a este mundo vinimos solos y caminamos solos muchas veces, contra la marea.

Ante un animal podemos sentirnos indefensos, en peligro, pero no se compara a lo que sentimos ante un igual. El tipo de indefensión es diferente. Aún sabiendo que nos necesitamos mutuamente no somos capaces de reconocerlo. Nos sentimos vulnerables y expuestos ante los demás porque desconfiamos de las intenciones del contrario.
¿Cómo conseguir la paz interior entonces? Si la confianza es un requisito necesario, si cada día nos quedan menos motivos para confiar en la humanidad, ¿qué hacer?

Creo que el mundo animal es más “civilizado” que el nuestro. Las tórtolas se ayudan y se acompañan pero nosotros, a la mínima que algo nos cueste más de la cuenta, nos deshacemos del “problema”, nos desentendemos rápido; el abuelo a la residencia; el perro al monte; el amigo depriminido lo evitamos, y así con todo.

Me ha gustado tu entrada, me ha hecho reflexionar.

Un saludo.

alma dijo...

Los animalitos...Lindos, inteligentes, sensibles, solidarios...un ejemplo a seguir, por "la humanidad"
Un lindo mensaje para reflexionar, con esa parte tierna y sensible que le pones a todo lo que escribes.
Me ha dado mucha penilla la parte de la muerte y lo que cuenta Moony...muy fuerte! Puf!!! me pongo blandita...
Un abrazote!

Calle Quimera dijo...

No somos tortolas.....salud¡¡
A "quimera" no le pasa nada ,abrazos.

Miguel Schweiz dijo...

Ya ves Marita, no le pasa nada…
Beque itO


Ohhhh, qué lujazo Estrella, nada menos que Salif Keita… y en la plaza… Apasionante y me imagino el estado en que te dejó todo ello. Él es de Mali y un personaje muy especial como dices, es que la música crea unas burbujas tan hermosas…. Yo estuve en contacto con grupos de danza y música de Guinea y Senegal, todo un derroche de ritmo, de color, de de fuego… (Y la famosa tuberculosis que no cesa.)
Me parece muy bien el pasar de comentar de “esa espcie” nuestra :))) A ver si dejamos de creernos al fin el ombligo del universo.
Jo… ¿Vas a bañarte allí…? Y en una zona de ensueño… Jo, una estrella pisando ese mar, ¿Se puede pedir más?
Y sí, repito contigo: “La felicidad no es el trayecto, es una forma de caminar” (genial.)
No te digo que la paz sea contigo, porque siempre siento que está siempre, aún en la guerra. :)

Blanka, me imagino viéndote en esa plaza y jajajajaja es cierto los mirlos, apenas esperan un primer rayito de luz, no se ve todavía casi nada y ya están ellos, con sus ceremonias mañaneras de charlas, limpieza y comida…
Me gusta tu zoo, no sabía, pues estamos muy unidos; que no te importe que alguien te haya llamado loca, eso es un orgullo y distinción cuando llega de personas ciegas que no viven sino para sí mismas.
Jo, también eres de perros y gatos :)))) Oleeeee, lo que es impresionante es la perdiz… Jo, precioso lo que cuentas. Pero dime, ¿Cómo está tu madre? ¿Se repuso?
Gracias Blanka por desvelar esa alma hermosa y delicada. Por tu autenticidad, ésta será la única mediante la comunicación que nos desentierre del cemento y la miseria. Me gusta ser tu amigo… pero no de palabras y vacíos, sino tal como se está formando.


Raquel, nunca estamos solos, nunca. Precisamente esa es la idea macabra que ha querido imponer la sociedad para debilitar mediante el miedo a esa soledad.
No nos engendramos solos, nacemos de una primera unión, de esa unión la metamorfosis de otro ser, un ser que permanece unido a otro cuerpo, esa es parte de su relación con el exterior en el que luego formará parte; mientras se va gestando además, se está comunicando en compañía de millones de seres que habitan en esa “agua”.
Cuando cambia ese estado y sale del agua ya bebé, lo están esperando más seres.
Tampoco morimos solos, siempre nos están rodeando, veamos o no… Y ya ves, lo que sigue de la muerte es un continuo intercambio.
Te pongo por ejemplo, un árbol. Su misión es crecer, dar los frutos que contienen semillas de las que saldrán nuevos árboles. Pero… si observas ese árbol, hay millones de bichitos que viven de él, a su vez esos bichitos son el alimento de las aves o de los insectos y dentro de esa cadena interminable, estás tú al recoger un fruto; ese fruto el árbol lo ha hecho para ti.
Para seguir reflexionando :) Besos.

Sí Alma, se trata de ejemplos, de enseñanza de todo lo que nos rodea y a lo que nos cerramos y negamos. Por eso, enfermamos, por eso siempre estamos con enemigos y a la defensiva. Una forma social que me da que está llegando a su fin.
Y eso fue un episodio real, escalofriante y lo vio más gente… Tú ponte blandita, esa es tu condición :)
Una abrazote también

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Amigo gracias por el apoyo y la mención de mi post.
Abrazos

María Narro dijo...

bufffff creo que metí la pata, soy profesional en eso, no debería haber hablado de nadie. No pasa nada y todos tan amigos.
Yo solita saque conclusiones equivocadas, perdona.

((Miguel esto no va por ti, y yo me quedo mas tranquila si me disculpo con el))

Alondra dijo...

No tengo mucho que decir, sólo que éste (todo lo que has expuesto y dices) ha sido y sigue siendo mi mundo. Lo sabes Miguel.

Y es verdad, yo les diría a todos los que se sienten mal que no se encierren ni en sí mismos ni en otros generalmente contaminados, sino que levanten la vista o miren hacia el horizonte, que sigan las distintas huellas que va dejando la vida por todos sitios.


Lo que es yo pude encontrarme y lograr no la paz solamente, sino la integración con ella. Eso no significa no sufrir o no sentir, pero es como esa frase que puso Estrella.

No sigo, porque aquí ya hay reflexiones muy profundas que comparto.

Muchos besos Miguel

Mar dijo...

La vida continúa. Nosotros estaremos o no, pero ella seguirá.

¡Un saludo!

Calle Quimera dijo...

Con permiso,Miguel.No princesa,no has metido la pata. Lo que pasa es que este maravilloso espacio pertenece a Miguel y en mi opinión hay que respetarlo como tal.Por supuesto que tan amigos ,a ver quien se va a enfadar con dos personas como vosotros,desde luego no seré yo.Un abrazo pa él,un beso pa tí y pa los dos...SALUD¡¡¡¡

isabel dijo...

he estado en Madrid y allí solo he visto frialdad, la gente no vive la vida se la bebe en tragos sin respirar ¡no saben lo que se pierden! ni siquiera saben de la maravillosa existencia de las tórtolas y, por supuesto de la paz interior. Yo viví allí muchos años pero ahora es cuando he aprendido qué es la vida

Ágape dijo...

Qué cierto, Miguel, del mismo modo que cada burbuja de oxígeno contiene el Universo, así también cada una de nuestras células reproduce el todo. Así somos nosotros, como hologramas de la gran Historia Universal, unidos por hilos invisibles ( "cordeles para atar corazones " ) de los que no solemos ser conscientes.... Sólo abandonando el sentimiento de parte, de individualidad, es cuando apreciamos la idea de unidad, de comunión. Como decía Santa Teresa, somos gotas de agua en la inmensidad del océano, pero sin las cuales éste estaría incompleto.

Un gran post, Miguel, hecho para despertar conciencias.

Un gran abrazo.

ana dijo...

¿Cómo he podido llegar tarde?

Pero lo estoy disfrutando, sentaste un debate sobre la misma vida.

Ha sido maravilloso tanto leer tu entrada como los comentarios que se han hecho.

Y es que ya me queda poco por añadir.

Aunque las tortolas, me gusta como cantan. Nunca canta una sola, y si lo hace, rápidamente le responde la otra.

Aquí donde vivo hay muchas, y es precioso verlas juntas.

angelsinalas dijo...

Nos asusta la muerte, porque tememos lo desconocido, y aunque la vida continúe nosotros no...y a eso le tememos. Es cierto que tendríamos que vivir la vida de otra forma, quizás como las tórtolas o como nosotros mismos pero sin tantos artificios. Además la vida es mucho más sencilla de lo que imaginamos, lo que pasa es que a veces nosotros la hacemos más complicada.
La vida continúa aunque nosotros ya no estemos en ella, pero deberíamos disfrutarla al maximo mientras podamos.

Saludos.

Diana L. Caffaratti dijo...

Tenés razón Miguel:
Vamos haciendo la vida, según podemos, según intuimos, sabiendo que estamos predestinados a vivirla pero no cómo vivirla ni cómo se nos presenta minuto a minuto.

Las tórtolas tienen siempre el mismo comportamiento, previsible,destinado desde siempre.
Pero, como quisiera muchas veces, ser simplemente y nada menos que una de ellas...(Aunque las espante del alero de mi casa)
Cariños.

Antònia dijo...

Sí, Miguel, la vida debe seguir. Eso se refiere a aquí, porque ¿quién nos asegura que no sigue "allí" también?
Esa es la respuesta que nunca encontraremos porque quizás se trata de no encontrarla, no porque no exista, sino porque debemos aprender a esperar el momento de recibirla. Yo creo que la vida se trata de eso, de aprender a no desesperarse (¡qué difícil!). Ese es el único camino hacia la paz, porque esa es la paz.
Besos!!

Miguel Schweiz dijo...

Al contrario Roy, es magnífico compartir así… Nada de gracias :)
Abrazos

Marita… glup :)))

Lo sé Alondra, has hecho vivir tantas cosas en tu antiguo blog… tantos conocimientos, tanta belleza. Es una pena que lo hayas dejado.
Muchos besos

Sí Mar y para mí es toda una, o sea que siempre seguimos y seguimos…
Besitos

Isabel, lo que decía más arriba, es que nos hemos ido enterrando en cemento; en lugar de vivir, hemos creado tumbas, templos para adorarnos y esa fe ciega nos ha dejado unos con otros nada más. Sólo nos vamos pasando nuestra experiencia, que es pobre, encerrada y cada vez sabemos menos de todo en ese aislamiento en que nos quedamos.
Tú sí que vives, jo; merodeando esos montes, la belleza, sólo ahí nos podemos encontrar cara a cara con nosotros. ¿Verdad?
Besos

Pues ya los has dicho todo Ágape, me uno con esos cordeles a ti y hacemos mar.
Un gran abrazo… Ya he leído los dos post, tan especiales como siempre.

Jo qué suerte Ana, aquí antes había muchas, pero estos dos últimos años, las veo de vez en cuando volando. Espero que no las hayan diezmado…
Besos

Angelsinales, es un verdadero placer haberte encontrado; qué cosas escribes… Ya sabes que voy a seguirte :) No puedo perder tu huella.
Es cierto, la vida es más sencilla de lo que parece, porque te fijaste que cuando pensamos en lo que puede pasar, nos asustamos, después una vez acontecido, todo quedó en nada… Pasa tantas veces.
Besos y disfrutemos :)

Hala, ¿Las espantas Diana? Serás… Rompedora de historias de amor :)
Ya verás si no aparecen cómo las extrañas…
Cariños

Claro que sigue Antonia, todo es un continuo y permanente transformarse y seguir; eso creo y me da que tú también ¿Sí? (No estamos equivocados, verás.)
Tienes razón, no desesperarse es muy difícil; abortar el miedo, igual de complicado. Pero… quizás la paz sea eso, los intervalos que nos la señalan mejor así. Vete a saber…
Besos!!

Siab-MiprincesaAzul dijo...

La vida sigue... Y cada tortolita q llega se q viene acompañada... no solo de su amor sino de grandes esperanzas por encontrar comida y agua... es por demás decir q siempre les tengo comida y agua a mis niños de la calle (asi les llamo yo a los pajarillos q pasan a buscar algo a la casa) y pues ahora q las vea les dire q les mandas saludar.. tal ves .. solo tal ves..puede q regresen a ti volando y te lleven un beso de mi parte.