martes, enero 27, 2009

Vibraciones...

Café del mediodía


Antes era más fácil

La mesa del café
La libreta y el Boli

Voces sentadas en la barra
Una sirena que pasaba de largo

El doble caliente
Y el bocata tostado

El “hola” que se sentaba enfrente
Y se reducía a la parte de atrás del periódico

Un me voy
La cuenta
Tirar en el platito las monedas

Meter la libreta en la mochila

Y salir a caminar por la misma acera

¿Y ahora no?

No sé… parece lo mismo
Pero no podría decirte si más fácil

El tiempo pasa ¿Sí? O sólo a mí me parecen las horas fugaces

(Estas vibraciones de Schumann y el tiempo…)

27 comentarios:

Carver dijo...

Cierto parecen iguales esos tiempos, pero cada tiempo se me antoja mas corto y mas indefenso.
(Sólo es un pensamiento en voz alta.)

saludos

Miguel Schweiz dijo...

Pues yo llegué a pensar que tenía algún problema de percepción, porque se me hacían los días demasiado cortos, me faltaba cada vez más tiempo.

Por eso puse al final lo de las vibraciones de Schumann. No sé si leiste eso que puso Moony, no se se trata de un problema personal sino de algo efectivamente físico terrestre, universal.

(Tú sigue pensando en voz alta) :)

Saludos Carver

Jesús Arroyo dijo...

¡Uy! Miguel, pregúntate mañana.
Abrazote.

Noray dijo...

Es cierto, es como si el tiempo ya hubiera muerto
y sólo viviéramos siempre en instante fugaz.

Saludos

Tormenta. dijo...

Pero es que el tiempo pasa tan rápido que da miedo, y algunos momentos parece que se queden congelados como si fuera ayer..

SAludos!.

Alvaro Catalán dijo...

Yo creo que al madurar vas siendo consciente de lo rápido que va todo.
Excelentes vibraciones las que se respiran en tu blog con tu ofrecimiento de ayuda.

Saludos cordiales.

Quijo dijo...

El tiempo que parece que vuela, y se detiene...y vuelve a volar...ahora hay que preguntarse, ¿vuelas tú con él? Un abrazo!

Ave Mundi Luminar dijo...

Quizá antes llevávamos menos cosas en la mochila... quizá antes pesaba menos.. quizá antes la energía nos sobraba y las telarañas no atrapaban nuestros pies...

Quizá....

Un placer haber encontrado tu blog.

alma dijo...

El tiempo pasa...El tiempo es fugaz y a la vez eterno. El tiempo está en los acontecimientos que nos pasan,en esos instanes únicos que a veces vivimos y que por ser únicos nos resultan más fugaces todavía.
A mí tambien me parece que los días son demasiado fugaces...
Besazo

Angelusa dijo...

¿Y qué es lo que ha podido cambiar? ¿Nosotros? ¿El bar, el sabor del café? ¿El resto de la gente?

Miguel, si tu cambias, avísa para acelerar el paso.
Un beso (qué bonita música de fondo)

AnyGlo dijo...

El tiempo pasa y un instante no es igual a otro... Es único e irrepetible!!

De nosotros depende saber vivirlo plenamente!!

Un saludito!!

Miguel Schweiz dijo...

Así lo haré Chechu, ya verás, jajaja.
Abrazote

Noray, es que parece, dicen los sabietas :))) que el día aunque no lo notamos nosotros no es de 24 horas, sino mucho menos y eso sucede cada X tiempo. Y claro, mira que le daba vueltas a eso y por dónde saltó la perdiz…
Saludos

Esa es Olga la sensación que sentimos cada vez más, independiente de la edad, la salud, etc. Es que incide, dicen, hasta en nuestro comportamiento. Jo.
Besos

Pues ya ves, eso parece que tiene una explicación. Menos mal, ufffff. Te imaginas que sea por la vejez. :)))
Gracias por tus palabras…
Saludos

Síiiiiii Quijo, qué remedio me queda :)))
Besitos

Eso también supongo que se suma Luminar; es cierto que las horas pasadas hay que llevarlas también a cuestas…
El mismo placer para mí.

Almita, el tiempo no pasa para ti… eres eterna. Las almas lo son… Y este lugar es muy afortunado de tener una alma.
Besazo!

Creo que se ha encogido el espacio de tiempo Angelus, nada más. Puede que haya pasado como con esas telas especiales que cuando las sacas la prenda de la lavadora no le va ni a un bebé :)))
No te preocupes, yo voy a tu ritmo. ¿Un beso? ¿Sólo eso? Ves, es que ya no alcanza el tiempo p’más.
Arriesgo… muuuuchos besos

Sí Any, esa es la mejor actitud, la que dices, que él va más deprisa, pues ralentizar el instante…
Besitos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Definitivo que ya no todo es igual, todo cambia, puede ser la misma tasa, el mismo café y la misma acera, pero en el aire se siente que los años han pasado y han cambiado nuestro entorno inmediato inexorablemente.

Creo que no es más fácil ni tampoco es que es muy difícil, es más laborioso y más complejo estos tiempos y el tiempo pasa fugaz, al grado que a veces ni nos damos cuenta.
Saludos


NOTA: Es un honor que me enlaces, me encantaría.

Moony dijo...

Es caprichoso el tiempo, sí, se empeña en no bastar para nada. Menos mal que el responable es Schumann y no nuestra propia percepción.

Precios post, Miguel. Absolutamente completo.

Besito...

Costa dijo...

Tengo que informarme bien de eso que dices de las vibraciones Schumann, porque me sucede lo mismo.

Y con respecto a lo demás que hay en el post...

Besos Miguel

Miguel Schweiz dijo...

Así es Roy, vivir siempre es complejo y apenas llegamos a comprender el tiempo aunque sabemos que tenemos que estar dentro de él.
Jo, gracias por permitirme agregarte, es un honor para mí :)
Saludos

Jajajaja Moony, menos mal. El tiempo, ese gran enigma ¿Sí?
Besito…

Costa, a ver si tienen razón los sabietas… :))) Una cosa parece que está clara, unos cuantos ya lo hemos percibido.
Besos

María Narro dijo...

bien, todos de acuerdo:

MANIFESTACIÓN...

¡Queremos el día con 28 horas!

firmas, aquí mismo ;)

((perdón perdón... y no mme estoy riendo))

un beso enormE

Miguel Schweiz dijo...

Niñaaaaaaaaaaaaa, que sólo tenemos parece que unas 13 o por ahí... aunque parece que las 24 siguieran.

Conque hagamos una manifestación para que vuelvan las 24... :)))

Ya veo tu actualización... sigues yupi :)

(Me tienes más despiestao con la novela.)

Un beso EnormE

María Narro dijo...

algún día habo en mi blog o aquí de la novela. Acabo de tener una hija, bueno la prota, y tiene paralisis cerebral

es un canto de esperanza con guiños de humor.

el viernes te comento 'tu soledad' mañana sólo escribo

y ya me voy a dormir que ya te lo he dicho en mi blog jajajjaja

otro beso más enormE

Raiza Sommi dijo...

El tiempo es imaginario, breve, fugaz, inquieto, sutil, etéreo y poco importante. Déjalo que pase y te das cuenta de que siempre está.
Linda tu reflexión.

Besísimos a destiempo :)))

Miguel Schweiz dijo...

Jo Marita, ¿y cómo es que surgió así? Qué fuerte...

Pero no te metas demasiado en su piel, vale, que después terminas muy triste.

Estoy deseando leerla desde ya. :)

Tú cuenta, pero no se te ocurra poner nada todavía, eh.

A la espera... Un beso EnormE


...........

Rayito, para mí lo más fascinante que tiene es la incógnita. El tiempo es magia está ahí pero no sabemos qué es. Ufff

Qué dices, no hay besos a destiempo... Besísimos siempre a tiempo :)))

Miguel Schweiz dijo...

Por cierto Rayito, no sé qué pasa con tus comentarios, te puse en el segundo post y no salió, pero allí hay unos cuantos, así que tendré que revisar si se trata de un problema mío que no entran, aunque dice que ha sido enviado.

Probaré otra vez, si no te llega entonces tendré que ver cuál es el problema de mi blog o programa, es que no entiendo yo mucho de estos chismes :))))

María Narro dijo...

No te preocupes, la trama de la novela, el eje de la niña con paralisis cerebral, lo elegí hace mucho. Lo que va surgiendo con ideas y trabajo es la forma de narrar la historia. Sé que es fuerte y triste, pero dentro de eso hay un punto de Belleza y de Amor muy grande... y es eso lo que quiero sacar.

Un beso enormE, me voy al gimnasio y estoy castigada sin internet tol día ;)

pd. de minero a minero jajajajaj

Miguel Schweiz dijo...

Jo y para colmo una niña... Es muy difícil lo que buscas, pero sé que con tu sensibilidad y tu talento lo vas a lograr, que no sea para una actutud contemplativa de la desgracia que es lo que suele hacer la mayoría sin mover un dedo, sino que incite a estar cerca.

Hala castigada... qué habrás hecho (no quiero ni imaginarlo.)

Aquí tango, un beso EnormE de minero a minera. cambio...

jimena dijo...

No recuerdo cuándo tuve mi primera libreta, ni el primer café en el que me senté a escribir. No sé de cuántos colores las he tenido ni la de relatos que he metido en ellas. Pero ahora, echando la vista hacia atrás, me alegro de ver que las horas no se quedaron en folios vacíos y que el tiempo llenó de palabras las horas. Un beso, Miguel. Todo pasa...todo deja huella

María Narro dijo...

siempre he pensado que nadie que no esté dentro del mundo del discapacitado, como lo estoy yo, será capaz de acercarlo al lector sin morbo, dolor y miseria.

Confía en mí, ahhhh que quiero que seas uno de los que opinen antes de mandarla a una editorial... pero aún queda mucho.

que ¿qué hice? pues pensar en una musaraña y su post soledad jajajajaj

un besO

Miguel Schweiz dijo...

Cuántas hojas, cuántas libretas... con ese café o lo que fuera. El ruido que desaparecía y al mismo tiempo incitaba. Y sí, sigue igual, pero cuando digo esto en pasado, sería como construir bases para seguir construyendo encima.
Todo deja huella... amiga mía, relatorista de primera :)



Eso ya lo sé Marita, nadie mejor que tú, para expresar cada detalle, cada sentimiento, todo lo que se puede llegar a experimentar, tú, la gente, los que están cerca y los que no tanto.
Decían que para hablar de alguien hay que ponerse en su piel, hacerse él, hacerse ella y no es sencillo.
Jo, pus a seguir esperando... :)

BesOs